Abuelita Elsa Ramos: “Estoy feliz, porque tengo mi casita, mi cama”

 
El domingo le llegó un camión con sus cosas y tras meses de desamparo por fin tendrá un techo para vivir

Despertó feliz la abuelita Elsa Ramos (80). No debajo de un árbol, sino que de una casa. Su casa. Y Tampoco encima de una calamina con viejas frazadas, sino que en una cama nueva. Si hasta despertó y se sentó en su living. Sí, porque el domingo por la noche le llegó un camión con mercadería, con ropa y con los muebles para amueblar su pequeña, pero cálida casita de emergencia allá en Rapel, cercano a Monte Patria.

“Estoy contenta, porque ya tengo mi casita, mis cosas. Tengo mi cama. Ahora sólo faltan algunas cosas por mejorar, como la puerta que está trabada, pero estoy feliz”, contó la señora Elsa, quien esperó durante tres meses tener un techo y una cama para vivir con dignidad, tras sufrir la pérdida de su hogar luego del terremoto que afectó a la región en septiembre del año pasado.

Y grandes responsables de que hoy la abuelita Elsa tanga un techo son las hermanas Barraza, Vanesa y Fabiola, quienes dieron a conocer la noticia a través del Facebook, además de hacer todo lo posible para que la gente donara cosas.

“Y nos fue bien, ya que ayer le entregamos todas sus cosas y estaba feliz, parecía una niña cuando llegamos con todas sus cosas. Es que le entregamos su cama, refrigerador, cocina, un living, mucha mercadería y ropa, así que imagínate lo feliz que se siente”, dijo Fabiola.
 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl