Coquimbo: Empresario insiste en cobro de servicios a municipio porteño

 
Desde la casa edilicia de Coquimbo reiteraron que las facturas no son canceladas al constatar que existen prestaciones que no fueron solicitadas en la oportunidad. Mientras que, la deuda ascendería a los $15 millones.

Una profunda molestia existe en el empresario coquimbano Guillermo Vega, representante de la sociedad Comercial GMO y Frenos Portales, quien nuevamente emplazó al municipio porteño a cancelar una deuda impaga por servicios prestados, que ascendería a los $15 millones, por concepto de reparación de vehículos.

Esto luego que la casa edilicia no reconociera el cobro íntegramente, aludiendo a que los trabajos realizados no corresponden a lo solicitados en la oportunidad, por lo cual impugnaron el pago de dos facturas emitidas al Departamento de Educación Municipal de Coquimbo, las cuales datan del año 2013.

Ante ello, diario El Día conversó con Guillermo Vega, quien indicó contar con los argumentos y la documentación que respaldan su demanda. “Nosotros como empresa nos respaldamos con requerimientos enviados por los funcionarios municipales, en los cuales claramente, nos señalaban la instrucción y solicitaban los repuestos que necesitaban los buses, camionetas y furgones. Ya con ellos instalados, a casi 2 años, el municipio objeta esta situación y justo cuando les corresponde cancelar las facturas se han dado cuenta que no estaban en la licitación. Eso es lo que la gente llama letra chica, o simplemente sinvergüenzura.

“Yo invertiré todo mi tiempo y hablaré con todos los medios de comunicación que sean necesarios, ya que estoy dispuesto a recuperar mi dinero. El alcalde y sus asesores, además del DAEM en su totalidad, saben que los trabajos se realizaron y que peleo por lo justo. Igual agradezco que después de 2 años, se hayan tomado la deferencia un día domingo, de contestarme, ya que en  innumerables ocasiones en este municipio tan transparente se han negado a recibirme”, consignó Vega.  

El ofuscado empresario fue más allá y recordó que “el municipio, en una primera instancia negó vínculos comerciales con nosotros, donde tuvimos que demostrar con fotos, correos,  pagarés bancarios y toda la documentación esta deuda. Aun así, como consta en la demanda realizada en el Primer Juzgado Civil de Coquimbo, el municipio indicó que una vez consultados los  departamentos municipales respectivos, ellos señalaron que los servicios indicados en la factura jamás fueron prestados y que el funcionario que recepcionó los documentos no pertenecía al municipio”, detalló. 

MUNICIPIO DE COQUIMBO. El municipio porteño ratificó y negó cancelar íntegramente la deuda señalada por el empresario de Coquimbo, lo cual hizo explícito en una declaración publicada por nuestro medio, detallando que sólo cabía al proveedor, Sociedad Comercial GMO, suministrar los servicios contratados, con estricta sujeción a lo pactado, y en particular, respetar los precios ofertados en el anexo “Oferta Económica”, en el cual se señalan los tipos de reparación y de repuestos. 

Sin embargo, indican que la empresa comenzó a prestar servicios distintos a los acordados y a facturar con precios distintos a los ofertados, en abierta infracción a las bases técnicas y administrativas de la referida licitación pública.

Respecto a la postura municipal, Gergos Tofalos, abogado del Departamento de Educación, manifestó que “puedo señalar que ratificamos en todas sus partes la declaración efectuada el domingo 17 de mayo pasado, respecto a las imputaciones del empresario Guillermo Vega. A ello agregamos que en estos momentos se está desarrollando una investigación sumaria administrativa, para establecer las responsabilidades de este caso”.

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl