Deportes La Serena vive sus 60 años

 
La entidad de calle Matta, fundada un 09 de diciembre, está viviendo uno de sus momentos más hermosos de los últimos diez años y sus seguidores e hinchas esperan prolongarlo con un equipo joven, guiado por el ingeniero Mauricio Salazar, quien les ha vuelto el derecho de creer ante una ciudadanía que se reencanta

Por muchos años don Juan Abrel Hernández, se guardó la fotografía. El estaba ahí, con apenas un par de años. Fue la mascota en la previa a un partido que lo marcó. Por siempre. Corría el año 1957 y ahí, al lado de Sulantay y Gil, apenas se sostenía. Mantenía su pie izquierdo sobre el balón. Era CD La Serena, el equipo que cumplía su segunda temporada en el profesionalismo y daba batalla a los grandes de Santiago para conseguir el ascenso.
“Yo era la mascota del club del cual fueron mi primeros pasos por el fútbol amateur del cual participé en varias ligas, pero siempre con los colores de La Serena. Crecí, jugué y mi amor por La Serena se fue afianzando. Tenía un par de años y mi papá me llevaba a todos los partidos de La Serena.

Era un gran equipo ese del ’57 con Marinzulic, Véliz, Rojas, Farias, Fernández, Núñez, Ecalona, Gil, Sulantay, Verdejo, Núñez, el Cachorro Esquivel, entre otros. El estadio La Portada se llenaba, cada vez que había fútbol había una fiesta”, cuenta hoy con 60 años, los mismos que cumple el club, Juan Abrel, funcionario de la municipalidad, jugador del Arica Santa Lucía de la serie Diamantes de la Liga Comercial y goleador por cierto.

Lleva el fútbol en la piel y en especial los colores del granate. Cuenta Abrel que hace unos años, la última vez que Carlos Verdejo estuvo en la ciudad, lo enfrentó en un cuadrangular que organizó el entrenador Hugo Valdivia, “ahí le pasé la foto que me sacaba con ellos cuando era mascota”, recuerda.

Juanito nos hizo llegar esa fotografía. “Sé que hay muchas de CD La Serena pero quise guardarla para este aniversario 60 del club que nos encuentra en un momento muy especial en lo deportivo después de vivir muchas penurias. Sabe, -me dice- aunque sea egoísta, putas que nos merecemos este hermoso momento”, insiste frente a la posibilidad que tiene el equipo que hoy dirige el entrenador Luis Musrri, de pelear en los últimos 180 minutos, uno de los cupos para el ascenso de mayo próximo.

Así como Juan, también hablamos con Carlos Nilsson, quien heredó su amor por CD La Serena de sus familia, su abuela Irene Monroy, en especial, una de las primeras socias del club, como también de su tío Rubén “Cachorro” Esquivel, quien vistió la tricota serenense en 1957, “fue el primer capitán”, dice Nilsson, recordando que también jugó en Iberia y “parchaba”, lo que era común en la época a los clubes.

“No tengo dos colores, sólo los de La Serena. A mi abuela le hubiese gustado vivir este momento. Irene Mercado Monrroy, fue la primera socia del club 1956-2007. Ella me llevó al antiguo estadio La Portada a los 6 años de edad en 1979, dándome una identidad con los colores granates. Vi jugar a grandes jugadores en estas cuatro décadas y en mi familia un gran primer capitán de CDLS 1957, mi tío abuelo Rubén “Cachorro” Esquivel (85 años), evoca, mientras asegura una entrada para el choque sabatino con los ruleteros en el marco de la liguilla.

Las muestras y saludo para el equipo no pararon el 9 de diciembre. De todos los rincones se recordaba los 60 años del club, el primero en la zona norte del país que ha ido quemando etapas y que merece estar arriba, “quiero saludar hoy a mi querido Club Deporte La Serena que cumple 60 años de existencia. Como no recordar aquella primera vez que te fui a ver en un partido oficial frente a Universidad Católica en nuestro estadio La Portada”, recuerda hoy Ademar Rivera, a la distancia, radicado hace más de dos décadas en Copiapó.

Feliz de conversar con El Día, recita los nombres de Orfel Cortés, Oscar Posenatto, Luis Rojas, Hernán Cordovez, Juan Koscina, Rubén Deleva, José Paredes, Hugo Iter, Claudio Gallegos, Edmindo Onega y hoy a su capitán Mauricio Salazar, quien ha sido el líder de la actual patrulla juvenil

“FUTBOL SERENENSE ES INVITADO PARA MILITAR EN LA DIVISION DE ASCENSO”

Cuenta la historia que tras la consecución del Campeonato Nacional del Fútbol Amateur en diciembre de 1953 (1-0 a La Calera) y levantar por tercera vez consecutiva el trofeo Arturo Alessandri Palma, el Caupolicán, la ciudad estaba preparada para ingresar al profesionalismo. En el salón de Honor de la Federación de Fútbol de Chile, en Santiago, el hijo del ex Presidente Alessandri, Fernando Alessandri Rodríguez, hizo entrega al plantel de la IV Región del preciado Caupolicán, trofeo que coronaba años brillantes de esfuerzos, empuje y capacidad deportiva. Por esto mismo, es que en la Asociación Central de Fútbol existió la certeza de que ya se estaba preparado para dar un salto importante en su exitosa carrera deportiva y asumir un desafío mayor como era ingresar al profesionalismo, extendiéndole, el 29 de Noviembre de 1955, una invitación para participar al año siguiente en la serie rentada del balompié.

Diario El Día, testigo privilegiado de lo que sería el desarrollo de esos días, consigna que el fútbol serenense es invitado para militar en la división de ascenso. Corría el 9 de diciembre de 1955 cuando este anhelo se concretó con la aprobación de la Asociación Central de Fútbol para aceptar el ingreso de la nueva institución y con la primera asamblea donde se acuerda organizar el club para participar en la División de Ascenso.

Luis Medina Plaza de los Reyes se convierte en el primer presidente, siendo acompañado de Gregorio Bustamante, como vicepresidente, Alfredo Villanueva, tesorero, Raúl Tapia, protesorero, Waldo Lazo, secretario, Hernán Contreras Bunster, prosecretario, y por Hernán Tirado Ramos y Alejandro Gilberto, como directores, celebrando su primera reunión oficial el 23 de diciembre de 1955. “No mediremos ningún sacrificio para llevar todo por buen camino y conseguir los resultados apetecidos. Sabemos que estamos respaldados por centenares de deportistas y cuánto hagamos, tendrá que satisfacer el popular anhelo de La Serena no sólo para mantener el equipo en la División de Ascenso, sino para que el equipo pueda obtener triunfos que den más lustre al ya prestigiado fútbol de esta provincia”, dijo en su primer discurso el flamante presidente.

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl