Salvan la vida a un bebe de dos años acusado de ser brujo

 
Fue abandonado a su suerte durante meses por su comunidad en Nigeria

La imagen de un pequeño de dos años aferrado a una botella de agua para saciar su sed en un visible estado de completa deshidratación y desnutrición, dio la vuelta al mundo después de que la cooperante danesa Anja Ringgren hiciese público el caso en Facebook.

El niño, bautizado como Hope (Esperanza), estaba demacrado y lleno de gusanos, tras ser obligado a vivir de las sobras de comida que le arrojaron los transeúntes durante ocho meses.

Fue rescatado por Anja Ringgren Loven, una mujer danesa que vive en África, que comenzó a alimentar al niño y a darle agua, tras lo cual lo envolvió en una manta y lo llevó al hospital más cercano donde le dieron medicación para quitarle los gusanos y recibió transfusiones de sangre diarias para incrementar sus glóbulos rojos.

Dos días después de pedir ayuda con el caso de Hope, Ana recibió un millón de dólares en donaciones de todas partes del mundo.

“Con todo ese dinero podemos, además de darle a Hope el mejor de los tratamientos, construir una clínica y salvar a más niños de lo tortura”, celebró en su cuenta de Facebook.

En ayuda de los niños

Loven es fundadora de la Fundación para la Educación y el Desarrollo a los niños de África, que se creó para ayudar a los niños que han sido etiquetados como brujas y que son abandonados e incluso asesinados por miembros de su comunidad.
 


 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl