UCN participa en estudio que evaluará el impacto de la pandemia en la salud mental en dos regiones

En el marco del Concurso para la Asignación Rápida de Recursos para Proyectos de Investigación sobre el Coronavirus (Covid-19) año 2020, fue adjudicado el proyecto titulado “Impacto de la pandemia COVID-19 en salud mental: Evaluación longitudinal de síntomas ansiosos, depresivos y conductas de riesgo en comunidades de las regiones de Coquimbo y de la Araucanía”, presentado por la Universidad de la Frontera, en colaboración con la Universidad Católica del Norte.

La iniciativa fue muy bien evaluada, especialmente en lo concerniente al nivel de articulación y vinculación, ya que será ejecutada por un equipo multidisciplinario internacional, y también porque implica evaluar a estudiantes y funcionarios de dos universidades que, por su ubicación – una en Temuco y la otra en Coquimbo-, presentan características específicas respecto a medidas de aislamiento, contagios y fallecimientos.

El proyecto es liderado en la UFRO por la académica Francisca Román Mella, psicóloga y doctora en epidemiología y salud pública, en tanto por parte de la UCN, la investigadora responsable es Paola Haeger Soto, doctora en neurociencia.

Agente generador de estrés

Según destaca la Dra. Haeger, académica del Departamento de Ciencias Biomédicas, Facultad de Medicina UCN, el proyecto fue calificado por la comisión evaluadora de la ANID (Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo) como «extremadamente relevante», en vista que aportará a comprender y dar respuesta a los desafíos de la pandemia COVID-19, puntualmente en lo que se refiere a problemas de salud mental y, en especial, a síntomas depresivos y de ansiedad, y conductas de riesgo, como consumo de drogas y alcohol. Ello, tomando como grupo de estudio a estudiantes y funcionarios de dos universidades chilenas.

La investigación cobra especial relevancia, considerando los datos entregados este jueves (8) por la encuesta aplicada por SENDA (Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol), que dan cuenta de que, durante la pandemia, un 21,4% de las personas consultadas reconoce haber consumido más alcohol, por ansiedad, estrés y depresión generados por el COVID-19 (50,9%), porque dispone de más tiempo para hacerlo (28,6%) o por aburrimiento (10,4%).

Respecto de los resultados, la investigadora adelanta que esperan poder determinar cuál es el principal agente generador de estrés en los grupos estudiados, tanto en relación a edad como a género, y también poder identificar rasgos de conductas de riesgo y problemas de salud mental.

Paralelamente, el estudio buscará identificar aquellos recursos personales y sociales que ayudan a enfrentar de mejor forma eventos estresantes, como la pandemia.

Plazos y acciones

El proyecto “Impacto de la pandemia COVID-19 en salud mental: Evaluación longitudinal de síntomas ansiosos, depresivos y conductas de riesgo en comunidades de las regiones de Coquimbo y de la Araucanía” contempla un desarrollo de 12 meses, y se iniciará apenas se firme el convenio correspondiente y se reciban los fondos adjudicados.

Fuente: UCN participa en estudio que evaluará el impacto de la pandemia en la salud mental en dos regiones