Américo Giovine: “Yo me dirijo desde las lealtades”

 
El gobernador de Elqui asegura que ha desplegado su labor apegado a las directrices gubernamentales y en ningún caso pensando en agendas personales. Antes que la Presidenta le pidiera la renuncia a sus ministros, el jefe provincial habló de su labor y lo realizado durante su permanencia en el cargo.

Un trabajo centrado en los más vulnerables y potenciar el emprendimiento es el que ha desarrollado el gobernador de Elqui, Américo Giovine, durante este primer año de gobierno, valorando la confianza que le entregó la Presidenta Michelle Bachelet. La entrevista con el jefe provincial se concretó una semana antes que la mandataria pidiera la renuncia a sus ministros, desatando un terremoto político en la Nueva Mayoría.
Giovine siguió el curso de la noticia en San Juan, donde se encontraba en reunión con el Comité de Integración.
En todo caso, ayer aseguró que la postura de la Jefa de Estado la entendía como una decisión “de provocar un cambio y si en un momento determinado nos pilla por sorpresa es un cambio que se veía necesario”.
-¿Teme que la decisión lo afecte en lo particular?
“No. A ver, nosotros somos autoridades que somos nombrados por la Presidenta de La República y desde ese momento sabíamos que podíamos dejar de detentar el cambio que tenemos. Uno tiene que estar tranquilo y hacer la tarea lo mejor posible y estaré disponible hasta que la Presidenta lo decida”.
En todo caso durante el diálogo con diario El Día, la autoridad admitió que ha disfrutado al máximo el cargo, porque sostiene que está en una labor donde quiso colaborar. “Estoy en un gobierno en el que creo y si no creyera no estaría aquí”.
No se siente un novato. Esto porque recalca que lleva años en política, aunque aclara que él eligió siempre estar en una segunda línea y que en ningún caso ha sido postergado. “Tuve oportunidades de ser parte de los gobiernos anteriores, pero prioricé mi formación profesional y me dediqué a ella”.
-¿No es que no lo hayan tomado en cuenta anteriormente?
“No lo veo así, no lo podría calificar. Participé como dirigente durante muchos años y tuve ofertas de incorporarme en el plano político y en ese momento no creí que era oportuno”.
-¿Y ahora cree que es oportuno cuando la política está desprestigiada?
“Sí, una vez leí que alguien decía que la política es tan importante que no hay que dejar a los políticos solos… porque no podemos no tener políticos o no podemos no tener gobiernos o parlamentarios”.
-Pero un sector insiste en que se vayan todos a raíz de la crisis política que enfrenta el país…
“Sí, pero desde la furia uno puede decir muchas cosas, pero no concibo una sociedad sin una línea gubernamental o un esquema que no permita establecer órdenes. Además que en las crisis también están las oportunidades”.
La autoridad admite que el énfasis de su gestión ha estado en las personas, principalmente en el tema de las reformas y trabajar por quienes más lo necesitan. “Trabajar para mejorar desigualdades y dar oportunidades desde la gente más postergada”.
Para graficarlo utiliza la metáfora que se ha preocupado de enseñar a pescar y no regalar el pescado. “Hemos ido generando pequeños emprendedores. Desde la vulnerabilidad de las personas hasta sus habilidades. Entregamos sets de peluquerías, sets de cocinas, máquinas de coser, de manera de ir formando a la persona y no entregando la caja de comida que pasado mañana se la comen”.
-¿Cree que ha sido un error histórico en los últimos 25 años, potenciar un clientelismo político?
“Hay situaciones en que la caja es la única salvación en las familias que no han tenido las herramientas. En nuestra sociedad los talentos están repartidos por igual. Sin embargo, las oportunidades no están puestas y lamentablemente estas escasean para quienes tienen menos. Somos un país tremendamente injusto”.
-¿Pero por qué aún se siguen entregando subsidios o cajas de alimento?
“Porque reconocemos la existencia de desigualdades, pero de aquí para adelante, lo que plantea la reforma educacional es apuntar a la promoción social que se hace con educación y oportunidades”.
Giovine lamenta que actualmente existan menores que están condicionados a vivir, “de acuerdo al lugar donde nacieron”.
-¿Cuánto tiempo más debiera pasar para lograr una igualdad?
“Unos 12 o 15 años, los procesos europeos han demostrado que los procesos han demorado entre 15 y 30 años”.
-Cuando asume Sebastián Piñera el 2010 todos confiaban en que él aplicaría un modelo empresarial y vendría el despegue…
“Un gobierno no es una empresa. No recoge recursos para transformarlos en utilidades. La idea es entregar herramientas y eso se hace a través de la educación”.

LABOR SIN CENTRALISMO.

-¿Tiene la independencia para llevar adelante las iniciativas sociales o son modelos que vienen hechos desde Santiago?
“En la Gobernación de Elqui hemos tenido la suficiente autonomía para establecer el modelo que hemos ido llevando a cabo, tanto así que nuestra asistente social fue convocada para entregar ante las 54 gobernaciones nuestro proyecto”.
-¿Cómo lo ha hecho para acostumbrarse al sector público, cuando venía del área privada, donde se sostiene que todo es más rápido?
“Me he sorprendido con la rapidez de los procesos del sistema público en las cosas que son cotidianas. Lo que sí me preocupa es la lentitud de algunos procesos. Pero, hoy el Estado ha ido logrando un sistema informático de control de finanzas o recursos humanos que es espectacular”.

SIN PARALIZACIONES.

-¿Se puede llevar adelante un programa de trabajo cuando hoy la agenda está dominada por los casos de corrupción?
“Uno no puede salir indemne de lo que es el concierto de lo político, pero no por ello se puede dejar de trabajar”.
-Se sostiene que la región estaría paralizada…
“Eso no es correcto, hoy día la región está más activa que nunca. Estamos trabajando en todos los frentes en forma intensa. La discusión de los políticos o del país es una situación que está, pero las tareas se realizan, no estamos detenidos, no veo ninguna paralización”.

ESTILO PROPIO.

-¿Le complicó el ruido que generó la forma como encaró el tema de Los Pelambres y Caimanes cuando estaba de intendente (S)?, hay quienes no evaluaron bien su forma de referirse a esta controversia…
“Si administrara mis decisiones desde las redes sociales estaría cometiendo una injusticia para todas aquellas personas que también opinan. Creo que en el momento las cosas se tienen que evaluar en función de la verdad. Cuando me correspondió hablar de la situación de Los Pelambres en mi condición de intendente (S) lo que dije fue la verdad y en función de eso el tiempo me ha ido dando la razón”.
-¿Pero está consciente de que en política no siempre se puede ser tan frontal en algunos temas?
“Ese no es mi estilo. Uno tiene que decir las cosas y con respeto. Frente al desarrollo, la incorporación de sectores productivos es necesaria y en la región buscamos nuestra identidad: La minería, la agricultura, la pesca, los servicios y turismo, en el fondo, cómo son capaces de convivir en armonía todos estos factores. Eso hay compatibilizarlo hoy con la situación del agua. Entonces, uno dice, estamos de acuerdo con el desarrollo y es bueno que se instalen factores productivos, claro que es bueno, porque da trabajo, genera valor y eso significa que también genera bienestar, pero cumpliendo las medidas medioambientales y cuidando y respetando al otro”.
-Hay quienes advirtieron en esa intervención una agenda propia y con pretensiones futuras…
“No, yo estudié la temática correspondiente a la situación de Los Pelambres en la provincia de Choapa, yo provengo de esa provincia y vengo escuchando de la minera cuando estaba en la enseñanza media y dada esa situación es que me permití dar esa opinión a través de los medios y que las personas tienen derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación y ese es un valor”.
-¿Está consciente que eso generó ruido y no gustó mucho?
“No creo haber contradicho porque hablé desde el punto de vista conceptual y lo dije en el momento que existía ese conflicto y así como hubo personas que refutaron lo que dije hay otras que me llamaron y me felicitaron”.
-¿Le complica que cada cierto tiempo se hable de la debilidad política de la intendenta y de cambios y se da su nombre para reemplazarla?
“No es cómodo, porque soy respetuoso porque creo que la figura de una intendenta o de un superior jerárquico es importante, por lo tanto yo me dirijo desde las lealtades. Nunca he tenido una pretensión y lo he dicho. Uno tiene que llamar a la razón y hacer sentir que mi función es ser gobernador de la provincia de Elqui y por esas cosas de la legalidad me corresponde actuar como intendente (S) y en ese cargo jamás he tomado una decisión que no sea la que corresponda a aquella que no sea la que viene en camino. No me siento en el sillón de la intendenta a cambiar la planificación de la región, no me corresponde”.
-Pero cómo enfrenta los rumores de que ahora sí será marginada…
“Pero los hechos dicen lo contrario. La intendenta hoy día está tremendamente empoderada y ha hecho una cuenta pública contundente y ha dado muestras de que está en el mejor momento”.
-¿Esa parte de la política es la que no le gusta en su caso?
“Hay situaciones que uno tiene que aprender. Cuando uno sabe como funciona la política,uno tiene que estar atento y no dejarse entusiasmar y no generar a través de eso mismo mayor especulación”.
-¿ Si tuviese interés de entrar más fuerte en la arena política lo plantearía y renunciaría para iniciar una carrera?
“Estamos en un primer año, la Presidenta Bachelet me tiene como gobernador y mi función hasta que ella lo decida será ser gobernador y esa será mi línea de atención a la temática. La empatía, cercanía o simpatía mía no tiene nada que ver con que si seré algo en el futuro. Los que me conocen saben que soy igual siempre”. 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl