Comandante Pablo Onetto: “La labor que cumplimos va mucho más allá de prepararnos para la guerra”

 
El alto mando militar enfatiza en el rol social y de seguridad que cumple el ejército, capacitando a jóvenes y sirviendo durante los desastres naturales.

Fueron cerca de 400 soldados los que efectuaron el Juramento a la Bandera el día jueves en el regimiento de Infantería Número 21 de Coquimbo. Una cifra positiva para el comandante del recinto militar emplazado en La Serena, el coronel Pablo Onetto Jara. En conversación con El Día, el alto mando del ejército, avalado por 30 años de carrera, la que incluye un magíster en el Colegio Interamericano de Defensa –uno de los más prestigiosos del mundo-, analizó el momento actual de la institución a nivel local y también nacional. 

-¿En qué pie está el Ejército de Chile actualmente? 

 “Lo que yo te puedo decir con respecto a eso es que el ejército de Chile ya hace muchos años que se encuentra desarrollando planes para ir modernizando todo, las evaluaciones, los sistemas de armas (…) Como toda institución estamos mirando con una visión de futuro, viendo qué nos puede afectar como país y a partir de esas variables nosotros vemos dónde tenemos que ir avanzando, y eso se hace”. 

-Y en relación a los países vecinos, por ejemplo, ¿cómo es visto por ellos la institución con respecto a sus capacidades?

“Viéndolo desde mi experiencia personal, lo que puedo decir es que en las oportunidades en que he estado en otros países viendo otras realidades, todo eso me hace pensar que acá tenemos una muy buena preparación”. 

-¿Se cuenta con un prestigio internacional?

“Sí, tenemos una buena imagen en el resto del mundo, tanto en Latinoamérica como en otros lugares. De partida, somos un ejército que es profesional, que ha desarrollado muchos cambios y muchas modernizaciones, y cuando digo modernizaciones no me refiero a la adquisición de armas, sino que también en lo que es la doctrina y un sinfín de cosas…”. 

-Pero a veces eso también se cuestiona. Por ejemplo desde otros países se ha dicho que Chile está enfrascado en una carrera armamentista…

“Mira, en el rol que cumplo yo acá no puedo catalogar eso. Además, el momento que estamos viviendo no amerita comentar lo que pueda decir la prensa extranjera porque yo sé dónde apuntan esos comentarios y yo creo que son cosas totalmente distintas, de hecho, con el ejército de Perú tenemos excelentes relaciones, hay intercambios. Entonces, yo percibo que a veces se tratan de formar escenarios que son medio ficticios”. 

 

OPORTUNIDADES.  Pero, según enfatiza Onetto, el ejército no es sólo para formar soldados, sino para formar personas.  

-¿Qué le ofrece el servicio militar a un joven que quiere surgir y que eligió la instrucción militar como camino, en vez de la universidad o el trabajo? 

“Muchas cosas. Uno ve acá que los jóvenes que ingresan buscan no solamente vienen a hacer el servicio militar, sino también a nivelar estudios, tener capacitaciones laborales y un sinfín de otras oportunidades que existen y que son valoradas.  Además, aquí aprenden cosas que les sirven para la vida en general, aunque se retiren de las filas. Aprendes disciplina, a esforzarte, se va formando el carácter y al final se convierten en ciudadanos muy comprometidos, con una mochila llena de experiencias distintas a las que pudieron desarrollar en otras partes”.  

-En ese sentido, ¿cree que la ciudadanía valora la función del ejército? 

“Yo creo que sí. La gente se ha dado cuenta de que la labor que cumplimos va más allá de prepararnos para ir a la guerra. La labor es mucho más amplia, porque además de brindar educación y capacitar a la juventud, también empleamos las capacidades que adquirimos para otras cosas. Por ejemplo, cuando hay alguna catástrofe y en todo tipo de labores como cuando hay operativos médicos, de dentistas, veterinarios en zonas que son más aisladas. Cosas que la gente ni se imagina, nosotros siempre estamos ahí”. 

-Pero aún hay gente que no opina así y que incluso se les destina mucho más dinero del que se debería…

“En Chile, la función de defensa no es algo tangible para poder decir aquí está la seguridad que nosotros les damos y para esto es la inversión que hace el Estado. No es algo que podamos cuantificar, pero sí es tangible cuando está la necesidad, cuando hay catástrofes naturales y las tropas acuden a cumplir misiones. Ahí la gente dimensiona la importancia de las Fuerzas Armadas, para eso nos preparamos nosotros y sería ilógico que cuando no están esas emergencias yo no los tuviera operativos. Esto implica un gasto, una inversión, pero esa inversión se ve cuando se nos necesita”. 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl