Extenso paro universitario genera preocupación en apoderados y alumnos

 
El fracaso en el nuevo diálogo con el consejo académico marca nuevamente la incertidumbre del retorno a clases para la próxima semana.

El nuevo fracaso en el diálogo entre los estudiantes y las autoridades académicas de la Universidad de La Serena (ULS) deja incertidumbre en la decisión que tomarán los alumnos el próximo martes para resolver la continuación o no de la movilización que ya cumplió dos meses en toma.
Panorama que mantiene impacientes a muchos estudiantes y apoderados que no ven soluciones a un conflicto que los ha mantenido sin clases y en algunos casos pagando arriendos en la zona. “Me preocupa que mis padres tengan que pagar la pensión de los meses que no estudié y quizás volver a pagar en enero en caso de que las clases se extiendan”, comenta la estudiante de primer año de Química Laboratorista, Lucía Ramírez quien arrienda en la zona.
La misma inquietud surge entre los padres que han observado la intranquilidad de sus hijos por no haber culminado el primer semestre, tomando en cuenta que el pasado 10 de agosto era la fecha establecida en el calendario para el comienzo del segundo periodo.
“Estamos desesperados, resulta que yo pago $300 mil pesos mensuales entonces llevamos dos meses cancelando pero mi hija está sin clases y lo hacemos con un gran esfuerzo. Conozco varios casos de alumnos que están preocupados por la situación que ya no da para más”, comenta la apoderada Pamela Ogalde, madre de una estudiante de primer año de derecho en la universidad.
La misma situación vive Claudia Boniche quien señala que su hijo que va en tercer año de pedagogía en inglés ha perdido la práctica de lo aprendido. “Yo creo que esta situación no da para más nosotros seguimos pagando el arancel mientras nuestros hijos están aburridos en la casa sin poder hacer nada al respecto”.
Sin embargo, los dirigentes de la Federación de Estudiantes de la Universidad de La Serena (Feuls) aclaran que existen los espacios para que los jóvenes concurran a las asambleas para votar la forma de manifestación aclarando que están las opciones de seguir movilizados estando en clases, paro o toma. “No tomamos la decisiones por nosotros mismos, existe el espacio para que los estudiantes den su voz, opinión y decisión, si ellos quieren continuar con las clases y tienen su opinión el espacio está en cada asamblea de las carreras”, señala la presidenta de la Feuls, Katherina Jara.
Por su parte Sebastián Rodríguez está en tercer año de Enfermería y señala que como estudiante apoya los motivos de la movilización pero le preocupa que el paro les afecte más a algunos estudiantes más que a otros. “Creo que los motivos de la movilización están justificados, como estudiantes es nuestra responsabilidad demostrar nuestro descontento con las problemáticas que nos aquejan, pero de la misma forma creo que esta movilización afecta más a algunas que a otras. Como futuros enfermeros tenemos una responsabilidad de otorgar cuidados integrales y de calidad, por lo cual me preocupa el tiempo que tenemos para recuperar las clases, talleres etc”.
 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl