Llaman a seremi del MOP a informarse antes de criticar la gestión del Municipio de Coquimbo

“Llamo una vez más al Seremi a mantenerse informado respecto de cuáles son los procesos de cada uno de los proyectos que se ejecutan en Guayacán, cómo se trabaja y cómo funcionan, antes de emitir juicios valóricos”, señaló el Secretario Comunal de Planificación del Municipio de Coquimbo, Claudio Telias

Telias respondió a los dichos del Seremi de Obras Públicas, Pablo Herman, quien este martes en un medio de prensa escrita de circulación regional, cuestionó el trabajo que ha realizado el Municipio local para concretar el proyecto de Restauración de la Iglesia de Guayacán y ejecutar las obras contempladas en el Programa de Revitalización de Barrios que desde año 2016 se ejecuta en el sector.

Efectivamente el diseño de la Iglesia de Guayacán fue terminado el 2016 por parte de la Dirección de Arquitectura del MOP y en mayo del mismo año logró la aprobación del Consejo de Monumentos Nacionales, pero según afirma Telias, carecía de una serie de instrumentos que permitían financiarlo de forma inmediata. Por ello y dada la relevancia de esta infraestructura para el valor patrimonial del Barrio Guayacán, se acordó en noviembre del mismo año, incorporarlo a la cartera de proyectos del Programa de Recuperación de Barrios que se había comenzado a ejecutar en el sector y que continúa interviniendo el territorio.

“Este es un proyecto que debería estar financiado por el área de Puesta en Valor Patrimonial del mismo MOP, a través de la Dirección de Arquitectura, pero que como no tenían los recursos para ejecutarlo, se acordó incorporarlo a cartera de proyectos del PRBIPE que es financiado por la Subdere. Solicitamos el proyecto a la Dirección de Arquitectura, pero como faltaba documentación importante, pedimos complementar los antecedentes, primero porque el proyecto venía de forma incompleta de acuerdo a los estándares que exige el BID y el Programa para estos efectos; no tenía modelo de gestión subsanado, tampoco contaba con el perfil del estudio técnico económico para el diseño y tenía una subvaluación de diseño que costaba $600 millones y tenía un valor real de $1.200 millones”, aclara Claudio Telias.

El proyecto fue seleccionado e ingresado para revisión el año 2017. Con todos los antecedentes a la mano, el Ministerio de Desarrollo Social emitió varias observaciones que debieron ser subsanadas, “Se realizaron reuniones con la Dirección de Arquitectura del MOP porque el proyecto no contaba con participación ciudadana, ni certificación de pertinencia ambiental y hoy cuenta con ambos documentos. Nuestro deber es ajustar los proyectos a la metodología que exige el Sistema Nacional de Inversiones y que no se tenían el 2016 cuando se terminó el diseño y que dificultó el financiamiento del proyecto”, explicó Telias.

Hace algunas semanas los equipos técnicos de la Secplan Municipal y del MOP se encontraban entablando una mesa de trabajo enmarcada en desarrollo del mismo proyecto, por ello, al Secretario Comunal de Planificación, le sorprenden aún más los dichos emitidos por el Seremi, “Él nos informó hace algunos días que podía gestionar recursos a través de la vía de Recuperación Patrimonial de fondos sectoriales del MOP, para que nosotros entregáramos todos los antecedentes a la Dirección de Arquitectura y ellos se hicieran cargo de la licitación del diseño y la ejecución del proyecto. Situación que hoy a nosotros como Municipio nos genera incertidumbre, debido a la disonancia entre las reuniones que llevan con nosotros, las vinculaciones profesionales y técnicas en materia de proyectos y el discurso que sale públicamente tratando de deslavar sus responsabilidades y no conocer cuáles son los procesos que han acontecido en cada uno de los proyectos que están incorporados dentro del PRBIPE, que además es una zona típica y que tiene que cumplir procesos de aprobación por parte del Consejo de Monumentos, modelos de gestión y autorizaciones ambientales. Desde esa perspectiva y en pos de continuar trabajando en equipo, invito al Seremi a aclarar sus dichos porque de alguna manera, generan incertidumbre respecto a las conversaciones que hemos sostenido recientemente”, señaló Telias.

Actualmente, el proyecto de restauración de la Iglesia de Guayacán está incorporada al Programa de Revitalización de Barrios, un instrumento de planificación estratégica que desde febrero se encuentra en proceso de aprobación por parte de la Subdere y desde el mes de mayo, ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Con la aprobación de ambas instancias, se comenzará a gestionar los proyectos más importantes, los que serán ejecutados técnicamente a través de la Secretaría Comunal de Planificación (SECPLAN) en conjunto con el equipo de profesionales del programa y otras instituciones colaboradoras en el proceso.

“El que diga que no se ha hecho nada, carece de total información acerca de cómo funciona el Programa del Revitalización de Guayacán que hoy en día está materializando la Subdere, el BID y el Municipio como unidad co ejecutora y donde el MOP no tiene ninguna vinculación alguna, más que el de solucionar en un momento determinado un problema de financiamiento respecto de un proyecto para el que no tenían financiamiento bajo las distintas fuentes sectoriales que ellos manejan para recuperación patrimonial”, finalizó Claudio Telias.

El Programa de Revitalización de Barrios, tiene como propósito implementar nuevos modelos de gestión para recuperar barrios emblemáticos en proceso de deterioro. Guayacán es el único barrio de la región y parte de los 6 de todo el país donde se está implementado esta iniciativa de manera piloto, donde se contempla un área de intervención de 22.5 hectáreas incluyendo la Zona Típica de Guayacán (sector antiguo) y el sector nuevo de pescadores donde se pondrá en valor los tributos patrimoniales, el borde costero y el sector sur de carácter residencial

Fuente: Llaman a seremi del MOP a informarse antes de criticar la gestión del Municipio de Coquimbo