Pablo Badenier: “Convertir el humedal en un atractivo turístico es un gran desafío para nosotros”

 
El Ministro de Medio Ambiente anunció que se está trabajando en la creación de un Servicio de Áreas Protegidas y Biodiversidad que permita salvaguardar este tipo de recursos.

Desde Arica a Puerto Williams, nuestro país es reconocido por su gente y a nivel internacional por los hermosos y diversos parajes con los que cuenta, atractivos turísticos que son propios de su larga y angosta geografía que dan cita a los homenajes por sus playas, valles, glaciares, desiertos y montañas, como parte de las bondades que ofrece.

En la zona norte, precisamente en esta parte de Chile, la Región de Coquimbo es uno de los territorios y hábitat que cobija la mayor cantidad de biodiversidad de flora del país, a pesar de que la cantidad de hectáreas protegidas son muy pocas en este punto de la nación. Sin embargo, la semana pasada, en la localidad de Huentelauquén en la comuna de Canela, esa cifra cambió tras un hito medioambiental en el que se sumó un nuevo lugar a la categoría de conservación, el humedal Las Salinas se convirtió en el tercer destino de la región como sitio protegido, después de la Laguna Conchalí en Los Vilos y el Santuario de la Naturaleza en el Valle de Elqui.

Durante la ceremonia, la Comunidad Agrícola de Huentelauquén junto a las autoridades de la Provincia del Choapa, diputados y el mismo Ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, quién avaló la propuesta entregada por la comunidad agrícola del sector ante el Comité Nacional de Humedales, celebraron por el logro que costó años conseguir. El humedal catalogado sitio Ramsar, cuenta con 270 hectáreas protegidas en el que destaca la rica diversidad biológica y los servicios ecosistémicos que otorga.

Como Ministro de Medio Ambiente ¿Qué significa participar de la declaración oficial de sitio Ramsar para el Humedal Las Salinas?
“Como Ministerio de Medio Ambiente este hecho es motivo de harta alegría, por eso vinimos a acompañar a la propia comunidad agrícola de Huentelauquén en su esfuerzo continuo por declarar este humedal como sitio Ramsar, que es un reconocimiento internacional del punto de vista de la biodiversidad que está presente en este humedal. En principio, se debe destacar el valor de la comunidad del sector, ya que son ellos, los propios propietarios quienes hacen esta solicitud de declararlo sitio Ramsar”.

¿De qué forma colaboró el ministerio con la comunidad de Huentelauquén para que el humedal fuera nombrado como área protegida?
“Hemos contribuido, obviamente, con el financiamiento del proyecto, el cuál se basó en un estudio profundo, que duró cinco años, y que fue realizado por un grupo de profesionales y alumnos del Departamento de Biología de la Universidad de La Serena. La investigación tuvo un costo de 20 millones de pesos y fue destinado al Fondo de Protección Ambiental, el cual consiste en el aporte del 50% de los recursos económicos. Además, como Ministerio de Medio Ambiente, hemos trabajado en la tramitación que la Convención, con sede en Ginebra, lo declara sitio Ramsar”.

¿Qué significa para una región y para la comunidad que habita en ella, que el lugar donde vive sea declarado lugar protegido?
“La Región de Coquimbo tiene muchas bellezas naturales, escénicas, desde el punto de vida de la conservación y de la biodiversidad. No obstante, es una región que menos superficie tiene como área protegida a lo largo de todo Chile y eso que puede ser una característica negativa la quiero transformar en positiva. Lo relevante de tener estas comunidades agrícolas, que es bien propio de esta región, lleva a las agrupaciones a querer declarar como áreas protegidas o darle un reconocimiento desde el punto de vista de la conservación a sus propios territorios, creo que eso tiene muchísimo más valor. Ahora el humedal Las Salinas se ha convertido en décimo tercer lugar de Chile que tiene esta categoría de conservación y es el segundo sitio Ramsar presente en la Región de Coquimbo, junto a la Laguna Conchalí que está en la comuna de Los Vilos”.

¿Cómo beneficia a la comunidad y a las futuras generaciones cuidar este tipo de recursos?
“Nosotros siempre lo hemos dicho y la mejor manera de cuidar y mantener un sitio de estas características es que la comunidad se apropie y se sienta parte del humedal para que se convierta en un activo que pueda ser visitado por los habitantes de esta región y de otros lugares del país. El objetivo es que el humedal se convierta en un atractivo turístico, que tenga miradores, que la gente sepa cuáles son las especies de aves que están presentes y que tenga señaléticas. Esto es un gran desafío para la comunidad, para el Municipio de Canela y también para el Ministerio de Medio Ambiente”.

¿De qué forma trabajarán para potenciar y poner en valor el humedal de Huentelauquén?
“Hoy día hay una caracterización en particular, que es la presencia del orden de 140 especies de aves y fauna que lo hacen bastante valioso. Con esto, nosotros comenzamos la segunda etapa que es la elaboración de un plan de manejo del sitio Ramsar, que es poderlo caracterizar en mayor detalle, poder establecer que zonas son más vulnerables que otras y poder emprender esta puesta en valor del humedal”.

La existencia de los humedales controla futuros fenómenos naturales, ¿De qué forma contribuyen a la protección de las personas?
“En particular, la presencia de estos tipos de humedales facilita lo que nosotros llamamos servicios ecosistémicos, esto tiene que ver con la regulación hídrica, conservación de temperatura y de humedad. Por lo tanto, son servicios que se prestan al ecosistema general y que son valiosos de conservar. Pero no sólo eso, los humedales también ayudan a la conservación del suelo, si tenemos humedales como éste en buen estado, eso ayudará a preservar la tierra y por lo tanto la actividad agrícola que ecosistemas como éste contribuyen a su preservación en el tiempo. Además, los humedales garantizan nuestro suministro de alimento ya que la mayoría de los peces de importancia comercial dependen de ellos, depuran y filtran los desechos nocivos en el agua y almacenan carbono”.

La Región de Coquimbo como en muchos otros lugares de Chile ha sido azotado por la sequía, ¿Eso también puede afectar a la cantidad de agua que tenga el humedal?
“Sí, la sequía ha afectado a todos los cursos de agua, pero en particular, humedales de estas características no es sólo flujo superficial ya que también hay afloramiento de napas subterráneas y al ser costeros, también conviven con el ecosistema marino propiamente tal”.

Humedal las Salinas

•La localidad de Huentelauquén cuenta con una extensión 7.200 hectáreas, de ellas, se ha logrado determinar 2.722 en estado de conservación que integran la desembocadura del Río Choapa, los llanos costeros y dunas litorales.

•Actualmente, a través del Comité Nacional de Humedales, se han protegido 270 hectáreas, las cuales pertenecen a la superficie con las que cuenta el espejo de agua del Humedal Las Salinas en la localidad de Huentelauquén. 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl