Agricultores auguran positiva temporada de exportación 2015-2016

 
Tras años de complicaciones debido a la sequía, aseguran que la disponibilidad de agua les permitirá obtener más cantidad y calidad de fruta, a lo que se suma el alto precio del dólar

Para fines de noviembre o principios de diciembre se esperan las primeras producciones de uva de mesa para exportación en la región de Coquimbo, temporada que, luego de varios años de efectos negativos debido a la sequía, finalmente se avizoran muy positiva.
Así lo confirmaron los propios agricultores, quienes indican que las lluvias producidas durante este año van a permitir sacar una mayor cantidad de producto y de mejor calidad, lo que se suma al positivo escenario de retorno que genera el alto precio del dólar actual.
Alfonso Artigues, productor agrícola de Limarí, sostiene que “será un año interesante para todos los que logramos recuperarnos del desastre del año pasado”, pero señala que hay que considerar que durante los dos últimos años fueron muchas las hectáreas que se perdieron por la falta de riego por lo cual “para los que tienen la suerte de haber salvado sus producciones será muy bueno”. A eso se agrega, indica, aquellos que aún mantienen deudas con la banca. Lo que sí les permite un respiro, a su juicio, es el valor de la moneda norteamericana.
Cristian Reckmann, gerente de la Planta Coquimbo de Río Blanco, señala que efectivamente “hay condiciones favorables como una mayor disponibilidad de agua y también un dólar de mejor posición, con lo cual yo diría que la producción debiera aumentar un poco en relación al año pasado”.
El único problema, advierte, es que las lluvias primaverales, de no tener un manejo fitosanitario adecuado, pueden generar problemas en el fruto. “Se puede producir pudrición, principalmente por botritis y algunos problemas adicionales que hacen sobre todo que la permanencia de la fruta en buena condición hacia los mercados se acorte y dé menos posibilidades de manejar el tiempo de comercialización”
Lo que sí no cabe duda, dice, es que alto precio del dólar será uno de los factores fundamentales para lograr una buena temporada de exportación.
Por su parte, Daniela Norambuena, secretaria ejecutiva de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN) manifiesta que “de todas maneras será una temporada mucho mejor que las anteriores respecto principalmente al tema de calidad de uva y al calibre, con lo cual vamos a poder optar a mejores retornos, así que el escenario es bastante auspicioso”.
Esto no quiere decir, enfatiza, que la condición de déficit hídrico se haya terminado, pues durante el periodo de escasez hídrica fueron muchas las plantaciones que se perdieron por falta de agua. “Vamos ver qué sucederá con aquellas hectáreas que están atoconadas o se perdieron por falta de agua en las temporadas anteriores, que fueron principalmente paltos y cítricos. Estamos esperando que al tercer o cuarto año pueden empezar a producir y, si es que se riega de forma constante y tiene un manejo agronómico adecuado, tal vez se puedan recuperar”.
Las primeras producciones provendrían de los valles altos de la provincia de Limarí y se espera también que esta bonanza se vea complementada con el trabajo que realice el puerto de Coquimbo, que sufrió daños tras el terremoto y tsunami del 16 S , para que esta mayor producción de fruta pueda llegar a destino. 
 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl