Andrés Chiang, seremi de Agricultura: "El énfasis que tiene el ministerio sobre la importancia del riego es destacable"

Un complejo escenario vivió la agricultura en la Región de Coquimbo durante el segundo semestre del presente año. Serios daños sufrieron canales de irrigación tras el movimiento sísmico ocurrido en el mes de septiembre, ante lo cual, desde la seremi de agricultura se gestionaron una serie de medidas para disminuir las perdidas en el agro. En este marco, el seremi Andrés Chiang confirmó que desde la Comisión Nacional de Riego aplicaron el 25% de todos los recursos nacionales en esta región, marcada por los efectos de la naturaleza en este 2015.

¿Cuál es el trabajo actual que lleva a cabo la seremi post terremoto?

“Como Ministerio de Agricultura, al día posterior de ocurrido el evento, estuvimos en terreno. Empezamos por Monte Patria, donde fuimos desde la seremi con los funcionarios a constatar lo que había sucedido en el Limarí y al segundo día ya estábamos con el ministro en Salamanca. Principalmente el terremoto afectó a lo que son los canales de irrigación, lo que es la capacidad de conducción de nuestra región. Teníamos más de un 70% de la capacidad de conducción seriamente afectada por obstrucciones en estos canales. Aunque fuera en sectores menores o estratégicos, obstruían el canal completo”.

¿Cómo abordaron esta problemática en una zona duramente afectada por la sequía?

“La tarea fue inmediatamente en conjunto con la sociedad civil, en este caso con la junta de vigilancia y con las organizaciones relacionadas con el riego. Gestionamos reuniones directamente con el ministro, con los habitantes relacionados con el riego y todos los servicios del agro conducidos y organizados por la seremi”.

¿Qué conclusiones definieron tras la instancia?

“Lo que se acordó y se llevó a efecto inmediatamente fue un voto de confianza. Se les dijo a cada uno de estos regantes a que inmediatamente se iniciara el proceso de despeje, porque era paradójico tener un poco mas de agua acumulada en los sistemas de la región, pero el terremoto nos impedía conducirla. Por tanto, fue un trabajo mancomunado público-privado y con ayuda del ejército, que aportó en mano de obra para poder despejar los caminos. Además, se les confirmó que una vez terminado eso, se iba a efectuar un diagnostico con todos nuestros servicios de agricultura que trabajaron todos mancomunadamente para poder visar respecto a cuál era el daño en cada canal y posterior a ello devolverle la suma monetaria”.

En ese punto, ¿cuál es la situación actual de los regantes de la región?

“Algunos sistemas quedaron dañados y van a tener que ingresar por los sistemas regulares de la Comisión Nacional de Riego. Dicho sea de paso, este año 2015, la comisión puso el 25% de todos los recursos nacionales para esta región. Estamos hablando de más de 10.000 millones de pesos, más los fondos regionales que aportan una cantidad cercana a los 12.000 o 13.000 millones de pesos, sumas históricas para la región de Coquimbo. Para el 2016 la comisión tendrá un presupuesto que nunca ha existido en el país, que son más de 100.000 millones de pesos. De eso nos tocará un porcentaje que creemos que se mantendrá sobre el 25%. El énfasis que tiene el ministerio en esta región sobre la importancia del riego es destacable. Hay un cambio incluso en las personas, se nota una diferencia en el rostro, se notan más optimistas”.

Durante este mes, Chile fue declarado libre de la mosca de la fruta. Desde la administración regional, ¿cómo se desarrollo dicho proceso de erradicación?

“Esto fue un trabajo donde me saco el sombrero por el Servicio Agrícola y Ganadero (Sag), con un profesionalismo que hay que destacar. Desde que se detectó la plaga hasta cuando se erradicó, se aplicaron todos los protocolos reconocidos internacionalmente. Vinieron delegaciones especialmente de China a ver el proceso que desarrollamos. China es muy estricta, ya que a cada uno de los países a los que les compran fruta exigen medidas cuarentenarias. Demostramos tanto cualitativa como cuantitativamente el control efectuado por el Sag y la capacidad de control. Se pudo levantar en tiempo record la medida de protección”.

Desde la seremi han efectuado el llamado a contratar el Seguro Agrícola. ¿Qué beneficios en concreto genera la medida?

“Sabemos que la agricultura tiene un sinnúmero de efectos que no se pueden controlar y que no dependen de nosotros, como el clima, terremotos, etc. Para eso, hemos hecho un llamado a que ocupen una herramienta que lleva prácticamente una década de uso en el país y que se ha ido aumentando su cobertura. Hoy en día existe un sinnúmero de cultivos y especies agropecuarias que están cubiertas por este seguro y son diferenciadas por sectores y macro zonas. Invito a todos los interesados a que visiten el sitio www.agrosguros.cl y revisen las condiciones. Lo que busca finalmente es dar un subsidio, al ocurrir un evento anormal. Lo ideal es que lo hagan pronto. Tienen plazo todo el año, pero mientras antes mejor ya que es un fondo fijo. Por eso llamamos a los agricultores a que hagan desde ya a hacer los trámites para tomar los agro-seguros”.

Según expertos en el tema, el 2016 estaría marcado por la escasez hídrica. En este sentido, ¿cuáles son los desafíos de la seremi para el próximo año?

“Para el próximo año viene un presupuesto nunca antes visto en agricultura. Nuestra región también va a ser parte extraordinaria de eso, en el sentido de seguir invirtiendo en la capacidad de acumulación, de conducción y principalmente en buscar la eficiencia del riego. Si somos eficientes en ocupar el agua podemos producir más con menos, que es una de las cosas que nos hemos propuesto para esta temporada. Debemos darnos cuenta que ya no somos una región semi árida, sino que es árida, por lo tanto debemos atender a esa realidad y trabajar en función de eso”. 

Fuente: diarioeldia.cl