Coquimbo: MOP realizó trabajos en sector Baquedano para evitar inundaciones por lluvias

 
El anegamiento de viviendas y negocios se arrastra desde el año 2000 según la comunidad, quienes solicitaron a las autoridades una solución ante las emergencias ocurridas.

Con la ampliación del sumidero de aguas lluvias realizado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP) en calle 18 de septiembre del sector Baquedano, en la ciudad de Coquimbo, se pretende evitar el anegamiento de los talleres mecánicos y domicilios que se vieron afectados durante las precipitaciones del mes de julio. 

Los trabajos fueron ejecutados por la empresa a cargo de la construcción del enlace Juan Antonio Ríos, quienes instalaron una canaleta transversal y la conectaron al colector que evacua las lluvias hacia el humedal El Culebrón.

Sin embargo, existen algunas zonas comprendidas entre las calles  Baquedano y Santa Ester, que están propensas a ser afectadas por la acción de las lluvias, donde ya se planifica una solución definitiva desde el municipio de Coquimbo.

Al respecto de las labores ya realizadas en la calle 18 de septiembre, diario El Día consultó a Mirtha Meléndez, seremi de Obras Públicas, quien sostuvo que “se coordinó una reunión con las unidades técnicas del municipio y el inspector fiscal de la obra del enlace Juan Antonio Ríos, de tal forma de prever los efectos que se puedan producir por las lluvias.

“Estamos conformes, con ello, pero el municipio tiene un proyecto que está siendo validado por el Ministerio de Vivienda, el que busca habilitar una evacuación total de las aguas lluvias en el sector, y que escurran en forma correcta”, consignó Meléndez.

La seremi del MOP, también precisó que se dieron instrucciones a la empresa constructora y al inspector fiscal de la obra, para que estén atentos ante cualquier evento que pueda suceder, pudiendo disponer cuadrillas de emergencia evitar inundaciones.

 

MUNICIPIO. Por su parte, la casa edilicia porteña, a través de la Dirección Comunal de Protección Civil y Emergencia, activó todos los protocolos para hacer frente a eventuales problemas que pudiesen generarse, habilitando el fono emergencia (51) 2312977.

Esta línea estará disponible para los vecinos o quienes se vean afectados por los efectos de las precipitaciones o viento, con el fin que puedan comunicarse con personal municipal, que estará disponible para la eventualidad.

Sin perjuicio de lo anterior, los departamentos municipales operativos actúan por auto convocatoria al producirse precipitaciones con duración de más de una hora, concentrándose los equipos en el gimnasio techado de Coquimbo.

De igual manera, el llamado a la comunidad, es que se preparen y tomen las precauciones ante las lluvias; limpiando y destapando canaletas, y revisando sus techumbres.

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl