Descartan que haya enjambre de temblores en la zona

 
Según informe que recibió la ONEMI, la seguidilla de sismos fueron producto de pequeñas réplicas en torno al movimiento telúrico que alcanzó los 6 grados

El director regional de la Oficina Nacional de Emergencia, ONEMI, precisó ayer que desde el Centro Sismológico Nacional recibieron un informe donde se descartaba la presencia de un enjambre sismológico en la zona y que “hasta el momento la frecuencia se ha comportado como típica de un sismo principal con sus respectivas réplicas, descartándose su descripción como enjambre sísmico”, señaló.
Contador mencionó que hicieron la consulta pertinente, debido a que había muchos comentarios en las redes sociales y por otros medios referente a que se trataba de un enjambre sísmico y con el objeto de despejar toda duda al respecto.
Referente al temblor sentido a las 20:10 horas del domingo, se le informó que se trataba del continuo desplazamiento que tiene la Placa de Nazca bajo la Placa Sudamericana, lo que es habitual a lo largo de toda la costa de nuestro país.

SIN DAÑOS. El director regional de la ONEMI señaló que oficialmente ellos no tienen registrados daños materiales ni estructurales, aunque extraoficialmente se enteraron de que en algunos centros comerciales como supermercados y una tienda se registraron algunos problemas.
Especificó que se trató de la caída de mercaderías, espacialmente bebidas y el desprendimiento del techo de una casa comercial, pero de un sector donde no era estructural. Tampoco se registraron personas lesionadas, excepto el normal temor que producen estos hechos.
Por otra parte, el Centro Sismológico Nacional en su informe señala que hasta ayer , se habían producido 8 réplicas en la región, con magnitud superior a 3.0, la mitad de ellas percibidas por la población. La réplica de mayor magnitud alcanzó a 5.2.
También el informe consigna que los sismos más importantes registrados en el pasado en esta región, como consecuencia del desplazamiento entre ambas placas, corresponden a aquellos ocurridos en abril de 1943, que afectó mayormente las comunas de Combarbalá, Ovalle, Illapel y Coquimbo entre otras, y el terremoto de 1922, que ocurrió un poco más al norte, afectando fuertemente las localidades comprendidas entre Caldera y Vallenar, por estar más cerca del epicentro. 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl