Directora del Instituto Teletón de Coquimbo “Fue muy fuerte, todos hemos llorado”

 
Adriana Fuenzalida expresa que la devastación del edificio institucional fue un evento muy triste para los 50 funcionarios. Agrega que seguirán brindando atención a los 1400 pacientes que tienen en la región, a la espera de la construcción de un recinto definitivo.

Completamente destruido por la acción del tsunami resultó el edificio del Instituto Teletón en la ciudad de Coquimbo, tras el terremoto del 16 de septiembre. Adriana Fuanzalida, directora del instituto, explica que seguirán ofreciendo atención a sus 1.400 pacientes, a quienes les contactará oportunamente para reagendar sus tratamientos. Quienes deseen tomar contacto telefónico con la entidad, se pueden comunicar a los siguientes números de celular 52261799 (recepción clínica 1), 52261800 (recepción clínica 2) y al 52261798 (secretaria)

¿Cuál es la situación actual del instituto Teletón?

“El equipamiento se perdió en su totalidad. Además, el edificio se dañó: se destruyó toda la tabiquería por dentro y quedaron solo las cuatro paredes exteriores y un par de pilares”.

¿En la actualidad, dónde se está atendiendo?

“En estas primeras dos semanas, hemos atendido solamente algunas urgencias, pacientes que habían sido operados recientemente que requerían hacerse curaciones o algo así, quienes fueron contactados y visitados en sus domicilios; y algunos pacientes que necesitaban retirarse yeso fueron atendidos en un pabellón facilitado por la Mutual”.

¿Dónde comenzarán luego a atender a sus pacientes?

“Universidades e institutos nos han ofrecido espacios que ellos tienen para hacer docencia y que ocupan durante pocas horas durante las semanas. Debemos tomar la decisión de dónde nos vamos a quedar, existiendo posibilidades que ya hemos visitado y revisado como son IP Chile, Inacap y la Universidad Pedro de Valdivia. Lo más probable es que nos definamos por uno y eventualmente dos lugares”.

¿Cuántas personas atiende el Instituto Teletón en la región de Coquimbo?

“Nuestros pacientes son 1.400, quienes reciben cada uno en promedio tres tandas de tratamiento al año. La mayoría pertenecen a la región, muy pocos de la zona sur de la Tercera Región, de Vallenar principalmente”.

¿Cómo los pacientes han tomado contacto con ustedes?

“Todas nuestras líneas fijas resultaron destruidas y desconectadas, por lo que adquirimos celulares que fueron asignados a nuestra recepcionistas de cada uno de los equipos de clínica de tal forma que ellas puedan recibir los llamados. Estos números están publicados en la página web de Teletón”.

¿Qué mensaje le gustaría entregarle a los pacientes?

“Los temas de la rehabilitación son problemas crónicos, es decir, a la mayoría de nuestros pacientes no le pasará nada muy grave si su terapia se posterga dos o tres meses respecto de lo que estaba originalmente planteada. Ellos deben tener la paciencia y comprensión de que hoy no estamos en condiciones de operar, pero que muy pronto lo estaremos pero a muy baja capacidad de la que normalmente teníamos en nuestra casa. Habrá un retraso en el tratamiento, ese es el primer mensaje que les quiero entregar”.

“El segundo mensaje es decir que nosotros tenemos los teléfonos de todos nuestros pacientes y que los iremos ubicando en la medida que vayamos teniendo cupos de atención en el mismo orden en que estaban en nuestras parrillas de atención”.

¿Cómo se han comportado las familias de las pacientes?

“La verdad es que habían muchos padres que estaban muy desesperados y muy apenados, y hemos debido contenerlos emocionalmente, entre todos, junto a los funcionarios y los voluntarios. Para ellos es una pérdida muy grande, porque de alguna forma, nosotros éramos el amparo, el cobijo frente una situación a la cual ninguna institución da una respuesta en la región.

También aprovecho de agradecer la solidaridad de la gente durante esta emergencia porque en los días inmediatamente posteriores al tsunami, hubo papás que estaban sacando la arena y escombros, ayudando a limpiar y rescatar fichas”.

¿Cómo sintieron lo ocurrido los propios funcionarios de Teletón?

“Fue muy fuerte, todos hemos llorado. Todos perdidos nuestro lugar de trabajo, las fotos familiares que teníamos en nuestras oficinas, todos los contenidos de nuestros computadores, nuestras carpetas y cuadernos, donde atesoramos la información con la cual trabajamos. Todos nos hemos abrazado en el llanto y en la pena”.

¿Cual es la solución que se vislumbra para la recuperación del Instituto?

“Hay tres plazos que distinguir. El corto, que serán estos primeros meses cuando estaremos de “allegados” en algún centro educacional; luego un período variable que calculamos en cuatro años, mientras se construye un edificio nuevo; y en el largo plazo, lo que se defina en relación a la ubicación del Instituto, decisión que está conversando en Santiago entre directivos de la Teletón y el Estado”.

¿Cuál es la inversión que se requiere para un edificio nuevo para la Teletón en la región?

“Construir un nuevo edificio y su equipamiento requiere de una inversión de dos mil millones de pesos, aproximadamente”.

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl