Edmundo Herrera: "Los políticos tienen caminos distintos a la cultura, andan detrás del poder"

 
El directivo de la Sociedad de Escritores de Chile, que dio el último discurso a Pablo Neruda en su funeral, fue invitado al Encuentro del Mundo de la Cultura hace algunos días

Nacido en Renaico en 1929, Edmundo Herrera Zúñiga ha dedicado su  vida  entera a defensa de la poesía, reflejada en una intensa actividad gremial dentro de la Sociedad de Escritores de Chile.  Como presidente de esta (hoy es director), tuvo el emotivo honor de pronunciar el discurso de despedida a nombre de la SECH en el funeral de Pablo Neruda.

La semana pasada estuvo en La Serena, Coquimbo, Vicuña y Paihuano, invitado a la versión número 18 del Encuentro del Mundo de la Cultura. Una instancia de carácter internacional, que organiza la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), Filial Gabriela Mistral, Región de Coquimbo.

– ¿Qué le parece que se siga haciendo este encuentro acá en la zona, con 18 versiones ya?

“Creo que es muy importante. Viene gente de Argentina, Cuba, de todas partes del mundo. Es un encuentro que prestigia a Chile, no sólo a La Serena. Creo que los poderes todavía no han tomado conciencia de esta situación. El Estado también tiene que involucrarse, los alcaldes, porque prestigia a la zona. Es un encuentro de creadores, de gente que sueña un mundo mejor, que está trabajando por dignificar la vida del hombre y de la mujer”.

– ¿Y qué siente de estar en la tierra de Gabriela Mistral, de haber visitado su tumba en Montegrande?

“Es muy importante, porque ellos (los escritores) se van a llevar una visión distinta de lo que es la tierra de Gabriela. El hecho de ir a Vicuña donde nación, Montegrande, recorrer esta zona, no es fácil para todo el mundo. Ni para los chilenos de repente. Pero venir de otros países y estar en la tierra de Gabriela me parece sorprendente. Ellos están asombrados. Eso nos refuerza la categoría en América Latina de la poesía chilena, dos Premios Nobel”.

– ¿Qué nos podría contar de sus encuentros con Pablo Neruda?

“Lo conocí muy joven. Él me distinguió siempre, me presentó incluso a escritores, a Carlos Fuentes en Concepción. Cuando murió Neruda, yo era presidente nacional de la SECH. Tuve que hacer el discurso de despedida en su funeral. También hablaron 2 más, unos escritores. Y ese discurso estuvo guardado. Se publicó ahora. Pero se guardó 30 años porque había una situación distinta también. Estaba la dictadura y no se pudo publicar”.

– ¿Cómo fue que ahora pudo salir ese discurso a la luz pública?

“Yo lo guardé con mis papeles. Hasta que un día, un amigo me dijo ‘¿te acuerdas que tú hiciste ese discurso de Neruda?’. Y hay una foto en ese librito donde está toda la gente”.

– ¿Qué recuerda de ese funeral, fue muy complicado realizarlo por todo lo que estaba pasando?

“En ese momento uno pensaba que era una cosa pasajera, por las dificultades políticas que había. Pero nunca se pensó que estos militares, que fueron crueles, sanguinarios, cambiarían el país. Desde entonces, tengo la peor opinión de los militares. Para mí son siniestros. Fue una cosa terrible. Tú ves cómo se hizo rico Pinochet, eso es robo. Un tipo se roba una gallina y lo meten a la cárcel”.

– Y cuando volvió la democracia, ¿cree que igual faltó un mayor apoyo a la cultura?

“Claro, porque los políticos tienen caminos distintos a la cultura. Ellos andan detrás del poder, para poder manejar los negocios. Escuchaba el otro día que la UDI se une con RN, en una alianza. Digo yo que le faltan dos partidos todavía a esa alianza. Le falta el partido Penta y el Soquimich. Porque son los mismos poderes. Si hubiese preocupación por la cultura, tendríamos otro estatus”.

– ¿Qué le parece el tema del alto impuesto al libro que hay en nuestro país?

“Hay 2 visiones allí. En el impuesto al libro van a salir ganando siempre los comerciantes, declaran lo que venden y recuperan lo que han comprado. Pero yo creo que es injusto ese impuesto. Pero al libro, al libro de creación. Y los libreros se van a aprovechar de eso. El impuesto al libro de creación no debiera existir. Si tú ves la Feria del Libro, los textos son carísimos. Además, si un obrero va con su mujer y sus hijos, tiene que pagar entrada. Pagar entrada en la feria ya es un libro que no se puede comprar”.

– ¿Considera que faltan más creadores?, ¿cómo ve a las nuevas generaciones?

“Pienso que van a salir más. Estos encuentros ayudan, porque difundimos algunos conocidos y otros que son menos conocidos. Los encuentros contribuyen a eso, porque hay un diálogo, una conversación. Uno conoce a escritores extranjeros, ellos se llevan nuestros libros. Entonces, eso ayuda a una promoción de la nueva generación”.

– ¿Qué opina de quienes prefieren leer libros en un computador que en el formato físico?

“Yo soy amigo del libro. Incluso hay libros que están todos rayados, porque subrayas frases que te interesan. Cuando apareció la radio, se dijo que el libro iba a desaparecer. O cuando apareció la televisión. El libro no va a desaparecer. Eso es bueno”.

– ¿Qué mensaje daría a los jóvenes que quieren ser escritores?

“Esto tiene que tener pasión, asombro, imaginación, memoria. Yo creo que son herramientas fundamentales para un escritor. Yo recibí la palabra asombro de mi abuelo, que me dijo ‘mire todos los días al cielo, nunca es igual’. Y todos los días miro al cielo y me asombro”. 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl