En Ovalle certifican a reclusos en competencias laborales

 
Internos del Centro Penitenciario de Ovalle aprendieron sobre construcción de hornos solares mientras las internas se certificaron en el cuidado estético de manos y pies

Por Estefanía González, el Ovallino

Felices se encuentran los 20 internos beneficiados del centro de detención preventiva (CDP) de Ovalle luego de recibir sus diplomas que los certifican en los cursos de “Cuidados y tratamientos estéticos de manos y pies” y “Diseño y construcción de horno para cocción de alimentos”, que el programa +Capaz del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence) realizó desde agosto en la cárcel ovallina.

Felipe Ávalos fue uno de los beneficiados, quien con sus nuevas capacidades pretende seguir con el oficio aprendido una vez recupere su libertad. “Para mí fue una experiencia que nunca había vivido porque nunca había trabajado en esto. Me sirve mucho porque aprendí hábitos de otro tipo y a mí me han capacitado y lo que me han hecho ha sido bien para mí, aprendí a cocinar con los hornos a trabajar unidos con mis compañeros, me siento feliz, hay muchas ideas, salir con la mente buena para afuera, hacer hornos y venderlos, ya le dije a mi hija, es un regalo para ella”.

Jacqueline Navea, quien saldrá en menos de un mes del recinto ya tiene planeado lo que hará con su nueva habilidad. “Aprendí harto del manicure, hacíamos dibujos, diseño, de todo. Cuando salga voy a hacer lo que nos enseñó la profe. Lo voy a practicar mucho para yo tener un localcito y hacerle la manicure a mis hijas y a mis vecinas también”.

El programa, que capacitó a 10 mujeres y 10 hombres, además de beneficiar a 8 oyentes en el curso de manicure tuvo un costo aproximado de 8 millones de pesos y tuvo por objetivo entregar herramientas a personas privadas de libertad, para que una vez se encuentren en el medio libre tengan más y mejores oportunidades.

Carlos Galleguillos, seremi de Justicia sostuvo que la ejecución de estos cursos incide positivamente en la reinserción social. “Uno de los factores relevantes es la generación de competencias y habilidades para desarrollarse en el mundo laboral una vez que las personas recuperen su libertad. Nosotros valoramos mucho las alianzas generadas sobre todo con el Sence, no solo con gendarmería, sino también son el Servicio Nacional de Menores porque precisamente esta es la herramienta adecuada para que las personas una vez que recuperen su libertad, puedan desarrollarse de la mejor manera en el ámbito laboral”.

Galleguillos agregó que “nosotros sentimos que este es el camino correcto hacia la reinserción social y esperamos seguir desarrollando otros cursos para que ellos puedan desarrollar otras habilidades y en definitiva poder trabajar una vez que recuperen su libertad”, pero que es necesaria también “la voluntad de los empresarios para que luego contraten a estas personas que ya han generado este tipo de conocimiento, de competencias para el desarrollo laboral”.

Lorena Carvajal, encargada de la subunidad de intermediación laboral de Sence señaló que dentro del servicio se generan dos líneas para ayudar a la generación de empleo y capacitación. “Una vez que estos alumnos salgan, nosotros vamos a tener la oportunidad de reinsertarlos laboralmente, no tenemos solamente una oferta sino dos: capacitar y reinsertar”.

Por su parte, el director regional (s) de Gendarmería, Teniente Coronel Iván Betancourt, destacó el interés de los internos por capacitarse. “Lo positivo de esto es que la capacitación va en temas que son atingentes acá a la zona, particularmente el tema de estos hornos que son utilizados con energía solar. Entonces depende del factor climático de la región y las demás también con el tema de la manicure que es un tema por todos conocido. Yo aplaudo la iniciativa y la coordinación que se hace en estas instancias y la gente que tiene que ver con el área técnica por la puesta en marcha de esta capacitación”.

Fuente: diarioeldia.cl