Erwin Miranda: “Rechazo al Estudio de Riesgos en La Serena echa por la borda casi $165 millones y tres años de investigaciones ”

 
Seremi del Minvu busca seguir potenciando la región con nuevos proyectos que unan a la comunidad y que les permitan tener una mejor calidad de vida.

Con una agenda llena de proyectos y trabajos en beneficio de la conectividad y la educación de las personas, el seremi de Vivienda y Urbanismo, Erwin Miranda Veloz, conversa con diario el Día sobre la agitada agenda que por estos meses se ha visto envuelta la seremía. Pero no todo ha sido positivo, hace un par de semanas atrás, el estudio de riesgo de tsunami que tardó tres años fue echado por la borda ante la negativa de algunos Concejales de la región, lo que ha llevado al organismo público a reestudiar las causas por las que no fue aceptada y trabajar en la opción, a través de Contraloría, de volver a postular el Estudio de Riesgo de la Región de Coquimbo.
 No obstante, debido a los diferentes acontecimientos naturales que han azotado al país, en cuanto a terremotos, tsunamis, aluviones y erupciones volcánicas, la investigación científica-técnica no haya sido considerada como aceptable, siendo que se destinó importantes fondos para contar con un equipo de profesionales del primer nivel.
Sin embargo, dentro del trabajo arduo de la seremi en cuestión, también se han arrojado resultados azules y han logrado que uno de los tres Planos Reguladores Interurbanos de la región ya haya sido aprobado y que, justamente, el de la Provincia de Elqui esté en importante proceso de avance, lo que ha llevado al ministerio de Vivienda y Urbanismo alcanzar una óptima gestión en trece de las quince comunas que componen esta región del país.
-¿Cómo ha ido trabajando el SERVIU en los Planes Reguladores de la Región de Coquimbo?
“Actualmente, nosotros como ministerio de Vivienda y Urbanismo estamos trabajando en los planes reguladores comunales. De los quince que existen a nivel regional, tenemos gestión en trece planos reguladores: La Serena, Coquimbo, Vicuña, Paihuano, La Higuera, Andacollo, Ovalle, Río Hurtado, Monte Patria, Combarbalá, Punitaqui, Salamanca, Illapel y Canela, menos en Los Vilos que es el único lugar donde no tenemos plan, pero en todas la demás comunas contamos con desarrollo y avance en la gestión de los planes reguladores, lo que es algo notable porque somos una de las pocas regiones que tenemos un proceso de estas características en casi todas las comunas que va en torno a diferentes etapas; consultas, segunda publicación, proyectos aprobados, observaciones de Contraloría, entre otras medidas”.
-¿En qué otros proyectos regionales están enfocados?
“También estamos trabajando en los Planos Reguladores Intercomunales (PRI) que regula la zona de extensión urbana y como en esta región hay tres provincias, sólo existen tres PRI, el de Elqui donde estamos resolviendo las situaciones en Contraloría a través de 16 observaciones técnicas, el del Limarí que está aprobado y que no deja de ser una gran noticia porque nunca lo habíamos anunciado, es primera vez que lo damos a conocer, y el del Choapa que está a la espera de ser resuelta la Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) que es una de las partes que tiene el Plan Regulador Intercomunal”.
-¿Cuál es la ventaja de tener aprobado un Plan Regulador Intercomunal en la región?
“Contar con un plan aprobado como el del Limarí significa que todos los planes reguladores que están en la provincia y que involucren a Ovalle, Río Hurtado, Monte Patria, Combarbalá y Punitaqui, su gestión no va a tener que pasar por Contraloría y con ello nos estamos ahorrando mucho tiempo, que puede llegar hasta dos años o incluso más. Con lo ocurrido en el Limarí vamos a facilitar la eficiencia en aprobar todo lo que diga la provincia y esa es la gran ventaja. Además, del tema administrativo y ser eficiente en poder aprobar, implica que se tiene la claridad de cuáles son las locaciones de los territorios de la zona de extensión urbana y por lo tanto, poder planificar la región para 20 o 30 años más y saber dónde irán los proyectos a futuro. Otra de las ventajas de tener aprobado el PRI para alguien que busca emprender y habitar en un determinado terreno que tenga factibilidad y tenga pito habitacional ya va a reconocerse como zona urbana, por lo tanto la sanitaria, al estar dentro de esta zona, tiene la obligación de entregarte la posibilidad de la red del agua”.
-En cuanto al Plan Regulador de La Serena, ¿A qué se debe que no se haya aprobado el estudio de riesgo de la capital regional?
“Con respecto al Plan Regulador de La Serena quedamos un poco congelado a raíz de la votación del Concejo ya que no se aprobó el Estudio de Riesgo que hizo el consultor experto que se había contratado a través del municipio, entonces nos encontramos en una situación de consulta porque es algo que no había ocurrido anteriormente en ninguna parte de Chile porque este tipo de estudios se basan en investigaciones técnicos-científicos fundados, mediante modelos numéricos y con procedimientos bastantes estandarizados desde el punto de vista de generar una zona de riesgo que implique que el sitio garantiza medidas y obras de mitigación para toda la edificación e infraestructura que se construya ahí, ya que ante una situación de amenaza que genera un tsunami por ejemplo, sumado a la vulnerabilidad que presenta la edificación, eso es igual a riesgo. Nuestra ministra, nuestro subsecretario y yo como seremi creemos que cuando se está generando prevenciones de riesgo estamos simplemente advirtiendo que ante un tsunami o una catástrofe de grandes proporciones, como un terremoto, no colapse la infraestructura e intentemos preservar las vidas. Nosotros creemos que se trataba de un estudio de riesgo bien hecho y encaminado donde Marcelo Lagos era parte del cuerpo de consultores, esto empezó hace tres años, el 2012, donde nosotros invertimos 70 millones de pesos, más 55 millones el FNDR y 40 millones más como aporte municipal, en resumen, estamos hablando de 165 millones de pesos que se están perdiendo. Por otra parte, el SERVIU también avaló la investigación porque generaba una zonificación adecuada, se utilizó una manera científica y técnica bien hecha pero los Concejales lo desestimaron y pretendo hacer las consultas en Contraloría, pero no por la votación porque las autoridades tienen la libertad de votar lo que a ellos les parezca, sino que por el hecho de que al ser cuestionado el estudio el Plan Regulador queda congelado”.
-¿Qué se pretende hacer ahora con dicho estudio?
“Podemos hacer otro Estudio de Riesgo pero creo que va hacer el mismo, los parámetros no van a cambiar mucho, se presenta y los Concejales lo vuelven a rechazar y podríamos estar eternamente discutiendo esta investigación y ese es el escenario que nos causa preocupación porque como ministerio, nosotros estamos pensando en todo lo que ha ocurrido en Chile, recordemos que hay volcanes, ríos, mar, no olvidemos lo que pasó el 27F con el tsunami y el resultado siempre termina con mucha gente muerta, así de fuerte es la realidad. Entonces, el riesgo que existe en estas zonas, ya sea por erupción volcánica, por un aluvión en las quebrabas y los tsunamis, lo único que nos queda es prevenir, a tal punto de poder entregar los proyectos e ideas que estamos haciendo como ministerio”.
-Basado en los temas de prevención, ¿Qué proyectos están en ejecución?
“Tenemos un proyecto que consiste en vías de evacuación de tsunami para zonas costeras que están entre Caleta San Pedro y Peñuelas, pero además estamos avanzando en dos más, mejoramientos y vías de evacuación en Tongoy que se encuentra en la etapa de desarrollo en el sector Cerro La Virgen con una inversión de $60 millones de pesos y otro, que estamos pidiendo financiamiento para el otro año, y que estamos diseñando en las localidades de Punta de Choros, Totoralillo, Guanaqueros, Los Vilos y Pichidangui, para que tengan definidas sus vías, diseñadas y después las vamos a construir para cuando venga un tsunami, la gente pueda arrancar. Entonces la preocupación del ministerio, en cuanto al tema tsunami, es que con el proyecto de vías de evacuación en La Serena y Coquimbo, podamos crear una política regional que diga relación de qué forma estamos entregando seguridad a las poblaciones que viven en las zonas costeras, en las zonas de riesgo de inundación. Es más, este proyecto es único en Chile, no existe otra vía de evacuación peatonal para tsunamis”.
-¿Cuándo surgió la idea de implementar el programa vías de evacuación peatonal?
“Desde lo acontecido en Sumatra. La experiencia internacional muchas veces nos ayuda pero también, los terremotos en Chile generaron que nos fuéramos preocupando y tuviésemos una norma sísmica que garantizara esto y en cada terremoto se va perfeccionando, acá estamos en pañales porque estamos recién generando vías de evacuación, normativas, zonas de riesgo, etc. Lo extraño que pasó acá en La Serena, es que las zonas de riesgo los Concejales las quitaron y nosotros esperábamos que se validaran como ocurre en todo Chile, por ello, estamos analizando la posibilidad de que se le pueda dar una vuelta al estudio, porque al estar bien realizado creemos que es lo justo, para preservar esta inversión pública tripartita, ver de qué forma no se nos cae completo el Plan Regulador y para ello estamos con un equipo de urbanistas y juristas del ministerio implementando soluciones”. 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl