Fenats exige al Gobierno colocar una fecha de solución al conflicto

 
Ante ello, la directora subrogante del Servicio de Salud Coquimbo señala que “los plazos son hasta antes de que se termine este mandato”.

Hasta la fecha, a más de dos semanas de que la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud, Fenats, decidiera irse a paro indefinido, las carpas, las ollas comunes y la unión del personal de los recintos de salud se mantienen intactos a la espera de una solución contundente a sus demandas y exigen al Gobierno colocar una fecha exacta para ello, que no pase de este mandato. No obstante, “los plazos aún no están estipulados” comentó Cristina Guzmán, directora (s) del Servicio de Salude Coquimbo.
Mientras tanto, los pasillos del Hospital San Juan de Dios de La Serena se han convertido en un escenario en el que abunda la sicosis, tanto por personal de salud ante la nula respuesta del Gobierno, como también la comunidad, que deben adecuarse a un sistema de atención más lento del habitual debido al poco personal que se encuentra trabajando sujetos a los turnos éticos determinados diariamente en todas las Unidades Críticas: como la de Cuidados Intensivos Neonatales, Paciente Crítico Adulto, Coronaria y Maternidad.

DEMANDAS. Los dirigentes de este movimiento son categóricos y enfatizan que a pesar del ambiente que ha ido pesando día a día, los funcionarios no quieren bajar el paro y retirarse con las manos vacías. Por ello, Ramón Barrientos, secretario general de la Fenats, especifica cada una de las demandas.
-Término de los honorarios: “Actualmente, en el país existen entre 8.000 y 8.500 trabajadores, que reconoce el Ministerio de Salud en funciones permanentes y que están en situación de honorarios. Eso significa que son trabajadores con una fuente laboral precaria, de manera que están sin protección social, sin participación en la vida institucional y en el fondo, sin libertad laboral. En algunos casos, este crimen social se ha prolongado por más de 8 años” indicó.
-Regularización de las plantas: “El Código Laboral de los Trabajadores Públicos, establece que el 80% de los funcionarios deben ser titulares y sólo el 20% deben ser contratados. Entendiéndose por ‘titulares’ que el personal puede hacer carrera funcionaria a través de las calificaciones, capacitaciones y antigüedad; mientras que el personal ‘contratado’ no tiene la posibilidad de hacer carrera funcionaria y no tiene la estabilidad laboral del titular. En nuestro Servicio de Salud, tenemos aproximadamente el 60% de titulares y el 40% de contratados, pero en otros servicios, esta proporción está invertida” aseveró Barrientos.
– Aumento de los grados: “Que conlleva el alza de los sueldos. No queremos que ningún trabajador reciba menos de 360 mil pesos de sueldo mínimo porque existen funcionarios que ganan menos que eso y pedimos que haya una suerte de sueldo ético en los recintos públicos” señaló.
-Aumento de la dotación: En los hospitales públicos del país falta el 30% de los funcionarios. En el caso de La Serena, tenemos más de 1.160 trabajadores y faltan 330 funcionarios reconocidos por la propia autoridad, a través de los cálculos de brechas aceptados por el propio Ministerio de Salud” puntualizó el secretario de la federación. 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl