Grandes escándalos en la historia del deporte

 
La sombra de los amaños mancha ahora el mundo del tenis, pero no es el primer deporte que se ve salpicado

Sí, el tenis ha sido el último deporte en verse afectado por la sombra del amaño (según explica el diccionario quiere decir el cambio que se hace en el resultado de algo para engañar a los demás y obtener un beneficio). Y llama la atención porque desde sus inicios, hace ya muchos años, es conocido como el “deporte blanco”. Sin mancha alguna…Sin embargo, no ha sido el único deporte envuelto en este tipo de problemas, ya que antes también lo ha vivido el fútbol, el béisbol, el cricket e incluso la Fórmula 1.

Estos son algunos de los casos más sonados de amaños y trampas en el mundo del deporte, según recoge un artículo de la BBC.

Fórmula 1: Nelson Piquet en el GP de Singapur 2008

En la temporada 2008 el equipo Renault de Fórmula 1 no tenía uno de los mejores monoplazas de la parrilla, pero a pesar de ello Fernando Alonso logró hacerse con la victoria en el GP de Singapur partiendo desde la 15ª posición.

El piloto brasileño, según confesó tiempo más tarde, impactó su coche contra las barreras del circuito para forzar que saliera el Saffey Car (vehículo de seguridad). Alonso aprovechó el momento para adelantar su parada a boxes y recortar distancia a todos sus rivales.

Renault prescindió de Nelsinho un año después y justo después le contó a la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) que la decisión de estrellarse le había decidido del jefe del equipo, Flavio Briatore, y el ingeniero de carreras, Pat Symonds.

Tanto Briatore fue despedido y suspendido de por vida, mientras que Symonds fue despedido y su suspensión fue tan sólo temporal, volvió a la Fórmula 1 en 2011.

Fútbol: varios países y varios casos

El mundo del fútbol ha superado en varias ocasiones la mancha de los amaños. Los casos se han repartido a lo largo y ancho del mundo y durante muchos años.

Uno de los últimos casos de amaño se produjo en España. El Club Atlético Osasuna, que militaba en la Liga BBVA, logró salvar la categoría gracias a la compra de varios partidos. El escándalo ha salpicado a jugadores y directivos. Según pudo averiguar la Liga de Fútbol Profesional (LFP) Osasuna desembolsó 2,4 millones de euros a jugadores del Espanyol, Benits y Valladolid. La trama finalizó en 2015 con directivos y futbolistas acusándose mutuamente y con el descubrimiento de parte del dinero en paraísos fiscales.

Pero el caso de Osasuna no ha sido el único, ya que un escándalo semejante sucedió en El Salvador en 2013. Catorce de los jugadores de la selección fueron supendidos de por vida por arreglar partidos que beneficiaban a redes internacionales de apuestas.

El Calcio italiano también se vio salpicado en 2006. La policía italiana demostró que algunos de los más grandes equipos de Europa, que incluían Juventus, Milan, Fiorentina y Lazio, habían influido en el nombramiento de los árbitros de varios partidos. Las sanciones fueron numerosas multas económicas hasta pérdida de puntos pasando por lo que recibió la Juventus de Turín, la más perjudicada.

Finalmente, el equipo turinés terminó despojado de dos títulos y descendido a la Serie B

Béisbol: uno de los casos más antiguos

La mancha de los amaños no es algo reciente en el mundo del deporte. Hace casi 100 años, en 1919, un caso de amaño de partidos para ganar dinero con las apuestas fue denunciado. Ocho jugadores de los Chicago White Sox fueron condenados por perder partidos de la Series Mundiales frente a los Cincinnati Reds.

Cricket: el más afectado por los amaños

El cricket es un deporte muy popular en países como India, Reino Unido o Pakistan y tiene el triste honor de ser uno a los que más duro ha golpeado la mancha de las trampas en su deporte.

En 2010 tres jugadores de Pakistán aceptaron pagos a cambio de realizar determinadas acciones específicas durante un partido, acciones a las que previamente determinadas personas habían apostado a que sucederían. 

La Premier League India sufrió un caso similar en 2013.

Las consecuencias se vieron reflejadas en un descenso brusco de la audiencia, casi un 14%, y en la pérdida de algunos de los patrocinadores principales de la competición como la compañía Pepsi. Dos años más tarde el cricket en India lucha por recuperar todo lo perdido tras el caso de amaño que manchó su imagen.


 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl