Jorge Cerino: “Es una carta que me juego como DT”

 
El “Potro” confía en hacer bien su trabajo y ser una alternativa válida la hora de elegir al técnico para la próxima rueda. “Uno como entrenador se juega la opción de poder seguir”.

Con bronca anda por estos días Jorge Cerino. Y no por el empate de Coquimbo ante Ñublense, “donde si vos pensás que hace seis fechas que Coquimbo Unido no gana y se sumó, el resultado es positivo”, sino que por la suspensión de cuatro fechas que le propinaron en el fútbol joven y que hoy, como reconoce, le están coartando la posibilidad de comenzar una carrera como técnico a nivel profesional.

Pero pese a su molestia, cuenta que el cariño que ha recibido de la gente, de sus colegas, le ayuda bastante. Si hasta el “Tata” Martino lo “wasapeó” para darle todas las buena vibras. 

“Me ha llamado un montón de gente, también futbolistas… Y me sorprende porque siempre es bueno el apoyo de los colegas. También muchos técnicos. Eso es bueno, puesto que la aceptación que he tenido es excelente. ¡Es bárbaro! Y de Argentina, el cuerpo técnico del seleccionado también me  entregó su apoyo. ‘Cuenta con nosotros, lo que necesites’, me dijeron. ¿Entonces qué más puedo pedir? Lo cierto es que existe mucha gente que está de nuestro lado y quiere que saquemos esto adelante. Pero ahora quiero estar contento por los resultados también, porque quiero ganar…”, explica el también exjugador porteño, quien tiene unas ganas inmensas de dirigir. Sí, entrenar y sacar buenos resultados ahora ya. Quiere, junto a su cuerpo técnico, sacar a Coquimbo Unido de la situación en la que se encuentra. Y aunque sean sólo cinco fechas las que le quedan -sólo dirigirá dos desde el banco si es que no le levantan la suspensión- quiere hacer bien su trabajo para tener una chance a la hora de elegir al próximo técnico. Porque quiere hacerle la tarea difícil a los dirigentes. Cerino, el amigo del “Tata”, quiere estar en la terna final, ya que por estos días el gerente del club Clarence Acuña anda por Argentina. “Lo ideal para nosotros es eso, seguir a cargo del equipo, ya que es una carta que me juego como técnico. Más allá que sea como interino, uno como entrenador se juega la carta de hacer una buena campaña y poder seguir en la dirección. Para mí es el comienzo de mi carrera. Y lo piensa Marcelo (Corrales) y mis preparadores físicos. Entonces tenemos que salir adelante y dar todo para poder sumar. Y lo que buscamos ahora es ganar un partido ¡porque no puede ser que Coquimbo Unido termine la primera rueda sin ganar un partido! Eso sería caótico. Pero lo vamos a ganar. No me cabe duda, ya que estoy confiado en que terminaremos muy bien el campeonato, dentro de lo que se puede llamar bueno”.

– Oiga, pese a lo difícil que es el panorama no la pensó mucho para tomar la posta…

“Es que la oportunidad te aparece, ya seas siendo primero o último en la tabla. Cuando uno tiene que asumir una responsabilidad se asume cuando llega. Ahí está la decisión de cada uno y si estás preparado o no, si tenés el temple para poder hacerlo… Y si una dirigencia confía, es porque vieron que tenemos la capacidad para hacerlo. Si me preguntás a mí, yo te digo que sí, que tengo la capacidad para hacerlo y te puedo confirmar que estoy capacitado para pararme frente a cualquier plantel y poder dirigir. En mi carrera me han tocado paradas más  difíciles que estas, con descenso incluido, por ejemplo, así que no le tengo miedo a este desafío, ya que siempre he tenido confianza en mí y sobre todo en mi capacidad”.

– Y para la gente que dice que le falta experiencia…

“Pueden decir que uno es técnico nuevo, que no tengo experiencia, pero te puedo asegurar que tengo mucha experiencia, pues tengo 20 años en el fútbol y situaciones como estas me ha tocado vivir y siempre. Coquimbo tiene un plantel rico en nombres y que de repente no se haya podido jugar bien en La Pampilla es porque no se puede con estos jugadores. Les complica jugar en La Pampilla, pero son jugadores inteligentes y ante Ñublense jugaron como se tiene que jugar en La Pampilla: por altura. Y resultó, lástima que uno los agarra casi al final del campeonato, donde las cargas físicas se comienzan a sentir”.

– Con la mano en la Biblia, ¿qué pasó en el norte que lo castigaron?

“Jugamos con la Sub 19 y Sub 17 en Arica hace dos semanas. El viernes me expulsaron a un jugador en la 17 y el domingo, que jugamos en Iquique, viajamos y yo sabía, y era así, que no podía jugar por la tarjeta roja, pero resulta que el árbitro que dirigió el viernes, cuando yo le llevo la planilla, me dice que lo hiciera jugar. Yo le dije: ‘profe, usted me lo expulsó’. Y me dice que puede jugar porque ellos mandan el informe el día lunes, o sea que el castigo le caería para la semana siguiente. ¿Está seguro, profe?, le insisto. ‘Sí, hágalo, no hay problema’, me responde. Y, bueno, finalmente jugó y le tiraron dos fechas al jugador, un mes al coordinador y cuatro a mí. Pero el miércoles espero que me puedan recibir en el comité de disciplina para ir a dar el descargo, pedir disculpas del error y hacerles ver que esto fue un error inducido, no de mala fe. Apelaremos y Coquimbo está mandando una apelación para que me reciban el miércoles, porque me están coartando de la posibilidad de comenzar una carrera como técnico a nivel profesional”.

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl