Mejoran cocina de la cárcel gracias a una millonaria inversión

 
Las nuevas dependencias de la Central de Alimentación de Internos, CAI, también contarán por primera vez con internas del recinto trabajando

Con la presencia de las autoridades, ya se inauguró en la cárcel de Huachalalume una moderna instalación de más de 650 metros cuadrados, con tecnología de vanguardia en cuanto al procesamiento y la mantención de alimentos. Se trata de la nueva cocina del Complejo Penitenciario de La Serena.

 “Este es un avance muy importante en relación a las condiciones en las que vive la población penal del Complejo Penitenciario. Hay que pensar que aquí se preparan diariamente unas 6.100 raciones de alimentos, considerando el desayuno, el almuerzo y la cena de cada interno”, indicó el director regional de Gendarmería, coronel Maurice Grimalt.

 Pero además de las modernas instalaciones, la nueva Central de Alimentación de Internos (CAI)  incorpora, por primera vez, a mujeres dentro de su fuerza del trabajo. Todo un hito, que fue destacado y reconocido por el seremi de Justicia, Carlos Galleguillos.

 “Esto es muy significativo para Gendarmería y el Ministerio de Justicia, pues además de la infraestructura y la millonaria inversión es un espacio que va generando oportunidades de trabajo para los internos y las internas de Huachalalume. Y además, se genera la innovación de poder incorporar un turno exclusivamente para mujeres, que tengan la intención y las ganas de reinsertarse”, dijo.

 Esto se logró gracias a aproximadamente $520.000.000 proporcionados por el Estado a la concesionaria a cargo del Complejo Penitenciario (Siges), para la ejecución de  obras. “Por lo tanto, esperamos seguir mejorando las condiciones del establecimiento para prestar un servicio de mejor calidad a nuestros usuarios”, señaló la autoridad de Justicia.

 Son alrededor de 2 mil internos que permanecen en Huachalalume y, pensando en tal carga de producción, es que desde la concesionaria Siges se encargaron de equipar completamente las instalaciones. Así, se compraron por ejemplo hornos de convección, que permiten una cocción uniforme de los alimentos, combinando la temperatura y la humedad particular en la cámara, acelerando el proceso de cocción.

 “La central cuenta con resolución de la Seremi de Salud y certificación SEC”, dijo Miguel Viveros, gerente de explotación de la concesionaria Siges, empresa encargada de ejecutar las obras. 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl