Prefecto de Coquimbo, Rolando Casanueva : “Vamos a tener detractores porque tenemos que poner las reglas”

 
El alto mando policial hizo un positivo balance de la seguridad durante Copa América en La Serena. Por otra parte, negó que la institución haya sufrido algún tipo de desprestigio en los últimos meses y también destacó el accionar del funcionario que detuvo a Arturo Vidal.

Ayer se llevó el último encuentro de Copa América en La Serena, sin embargo, en la previa, desde Carabineros, el prefecto de Coquimbo, coronel Rolando Casanueva, ya hacía un positivo balance de los resultados en términos de seguridad. Claro, durante el desarrollo de la justa deportiva en la capital regional, fundamentalmente durante los partidos, todo se llevó a cabo en completo orden.
-¿Fue más tranquilo de lo que esperaban?
“La verdad que tomando en cuenta la cantidad de gente que llegó, sí. Hay que considerar que casi el 90% de la capacidad hotelera estaba cubierta, por lo que se deduce que había incluso más gente de la que llega en la temporada estival. Teniendo en cuenta ese factor, podemos decir que el comportamiento de los turistas argentinos uruguayos y paraguayos fue excelente. Mejor de los que esperábamos”.
-Sobre todo por lo que se había dicho acerca de la llegada de integrantes de barras bravas…
“Sí, teníamos antecedentes de que iban a llegar unos mil a la región. No llegó esa suma, pero sí un número alto. Nosotros solamente detectamos a dos que fueron identificados desde que pasaron la frontera y cuando quisieron ingresar al estadio, no pudieron”.
-¿Qué rol jugaron en este positivo saldo la llegada de los 507 refuerzos?
“Fueron fundamentales, con ellos cubrimos el 60% de la demanda de servicios exclusivamente de Copa América y pudimos estar presentes durante las 24 horas mientras se desarrolló el torneo en la zona. Realizamos más de 1300 controles de identidad, 229 denuncios, por distintos tipos de infracciones y sólo hubo 23 detenidos, lo que es una cifra bastante baja, considerando la magnitud del evento”.
-También había preocupación por la gente que dormiría en las playas, el surgimiento de campistas. Finalmente, ¿se registraron ese tipo de problemas?
“Efectivamente se tenía temor de eso, porque se pensaba que el hincha que iba a llegar no era el tipo de hincha que tuviera un gran poder adquisitivo, y no iba a pagar un hotel sino que se iba a instalar en un camping en la playa, pero finalmente nos quedamos con la sensación de que el hincha que vino a La Serena, tenía los recursos, muchos vinieron en sus propios vehículos, por lo tanto no tuvimos que lidiar con ese inconveniente”.
-Usted ha valorado el comportamiento de los turistas extranjeros, pero los chilenos, ¿estuvieron a la altura en ese sentido?
“Bueno, dentro de los controles que tuvimos que hacer detectamos que arribó mucha gente como comerciante ambulante que venía desde otros sectores del país, con gorros, con banderas de los países que nos visitaban, fundamentalmente de Argentina, existió ese inconveniente que era algo previsto por eso, hacía allá iban dirigidos los controles que se hacían”.
-¿Podríamos decir que los turistas extranjeros se portaron mejor que los chilenos?
“Sí, efectivamente, los turistas extranjeros, se portaron mejor que los chilenos”.
-Otro tema que preocupaba era el comportamiento de los locatarios en relación a la prohibición que tenían de vender alcohol durante los partidos, finalmente, ¿cumplieron?
“Mira, el balance que se realiza en ese sentido también es positivo. Era una medida complicada porque sabíamos que algunos no estaban de acuerdo, sin embargo, funcionó y la ley se respetó. Hasta ahora -sábado- sólo se cursaron dos infracciones por venta en el horario no permitido que eran cuatro horas antes y cuatro horas después de los partidos.
-Se valora entonces la colaboración de los dueños de los recintos donde se expenden estas bebidas…
“Sí, hay que valorarlo también, porque si decimos que cursamos sólo dos infracciones, tomando en cuenta la cantidad de comercio en donde se vende alcohol el número es bajísimo, sobre todo pensando que el estadio está en el centro de la ciudad lo que implicaba que la normativa afectaba a todo el barrio bohemio de La Serena”.

MÁS ALLÁ DE LA COPA. Termina la Copa América, al menos para La Serena como sede, y viene la realidad, la de los desafíos policiales y los ilícitos que hay que seguir combatiendo. En este sentido, uno de los temas que preocupa es el microtráfico de drogas en el centro de la ciudad, sin embargo, Casanueva asegura que se avanza por buen camino.
-Más allá de que se ha dicho que trabajan por terminar con esto, aún da la sensación que el tema no se supera, ¿por qué?
“Lo que pasa es que aquí hay un problema social que va más allá y que está asociado a este tema. Hay gente que ha perdido sus trabajos, que ha quedado cesante, y a través del microtráfico tratan de recuperar el poder adquisitivo que tenían. Eso no es sano para nadie, es algo que es lamentable. Entonces, es un tema que hay que abordarlo sociológicamente y operacionalmente”.
-En lo operacional, ¿qué se está haciendo desde Carabineros?
“En este sentido, la sección de drogas que tenemos acá, de OS7, ha hecho un trabajo muy focalizado y hemos aumentado la cantidad de decomisos en relación al año anterior. Hemos logrado reducir el ingreso de grandes cantidades droga, con esto el microtráfico también se verá afectado y comenzará a disminuir. En eso estamos trabajando en evitar que lleguen suministros a la ciudad”.
-¿También se hacen acercamientos con la comunidad?
“Por supuesto, ahí podemos obtener información del microtráfico más fina, con los mismos residentes y determinar el trabajo operativo que realiza el OS7 para lograr detener a las personas que cometen este delito”.
-Pero muchas veces se hacen las detenciones y los sujetos quedan libres al día siguiente, ¿no es algo frustrante para un carabinero?
“No me parece, el sistema a nosotros nos permite actuar en conjunto con la fiscalía y dentro de este sistema se va a determinar qué pena tendrá el individuo. Ese es el proceso que hay hoy día en Chile y hay que respetarlo. El carabinero no se siente frustrado si tiene que detener dos veces al mismo sujeto, al contrario, nos hace estar más atentos. Si yo veo al mismo delincuente a los dos días en libertad cometiendo un ilícito, lo voy a detener cuantas veces sea necesario”.

CRÍTICAS. En los últimos meses, el mal accionar de un funcionario de la policía durante una marcha en Valparaíso dejó herido de gravedad al estudiante universitario Rodrigo Avilés, lo que provocó la molestia de cierto sector con la institución, sobre todo, porque en un principio el hecho se negó. Sin embargo, el coronel Casanueva, no cree que por hechos puntuales todos los carabineros se vean afectados.
“No creo que estos hechos puedan provocar algún desprestigio a nosotros. Somos una institución de todos los chilenos y como dijo Gabriela Mistral, somos la conciencia de toda la ciudadanía. Cosas puntuales han ocurrido en toda la historia de Carabineros, cosas que muchos podrían pensar que nos pueden afectar o nos pueden destruir, pero si nos destruyen, destruyen parte de la sociedad. Hay que pensar también que todos estos hechos nos permiten ir mejorando nuestros sistemas procedimentales internos y tomar conciencia de que siempre vamos a estar en el punto medio dentro de la sociedad, vamos a tener detractores, porque tenemos que poner las reglas”.
-¿Siente que muchos detractores están dentro de los mismos movimientos sociales?
“No, porque si vemos la realidad de acá, siempre que se realizan marchas son pacíficas, y en general en todas partes, lo que pasa es que como todo el mundo sabe a veces hay grupos de delincuentes que provocan desórdenes. Nosotros tratamos siempre de mantener la mejor comunicación con los dirigentes (…) Mira, si la gente a veces tiende a pensar que Carabineros está en contra de las marchas, y no es así, porque toda persona tiene derecho a expresar lo que siente en su momento, pero sólo escuchándonos podemos mejorar a la sociedad. Yo comparto cuando hay manifestaciones, soy padre de familia, tengo hijos en la universidad en el colegio y también puedo considerar que pago mucho, pero en el rol de resguardar el orden no podemos flaquear”.

CASO VIDAL. Fue el tema de la semana e involucró a un carabinero. El caso Vidal, para muchos, contrario a lo que pasó en el caso Avilés, evidenció un buen actuar por parte del funcionario que detuvo al futbolista luego de chocar a bordo de su Ferrari. En este sentido, el prefecto de Coquimbo también lo destaca.
-¿Fue un ejemplo?
“Desde luego, pero lo que hizo el carabinero fue cumplir lo que señala la institución, el que todo ciudadano es igual ante la ley. Para nosotros no puede existir alguien que tenga mayor valor y otro que tenga menos, lo que hizo este funcionario fue simplemente señalarle al jugador que había cometido un cuasidelito y que tiene que asumir. Luego será un proceso judicial el que determinará el grado de responsabilidad. Yo valoro mucho la actuación del carabinero”
 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl