Schafik Nazal, Jefe de Defensa Estado de Excepción: “La situación de normalidad se está dando más rápido de lo que se pensaba”

 
La autoridad militar valoró que en la zona no se hayan producido saqueos o desmanes como ha ocurrido en situaciones similares en otros puntos del país

Aclarar que en la Región de Coquimbo, fundamentalmente en los sectores más afectados como Baquedano en la ciudad puerto, no se han producido hechos delictuales que estén directamente relacionados con el terremoto y posterior tsunami del 16 de septiembre, es la intención del general Schafik Nazal, encargado de las Fuerzas Armadas en la zona durante el Estado de Excepción Constitucional. Esto, luego de informaciones, que incluso han hablado de saqueos y detenidos. 

-La pregunta entonces es, ¿por qué existe esa sensación de miedo entre los vecinos de Baquedano si no han existido robos?

“Mire, eso es totalmente normal. Ese temor ha estado presente desde el primer día, pero no se han producido situaciones de delitos que estén relacionadas directamente con el terremoto en el sector de Baquedano. Han habido dos eventos de robos, pero que son fuera de este sector. El resto de lo que se pueda especular tiene que ver con la sensación de inseguridad que tiene la gente y es totalmente entendible. La gente perdió las puertas de sus casas, las rejas, las ventanas, entonces muchos están durmiendo en una casa que no tiene puertas y así no duermes tranquilo porque tu percepción es que cualquier persona puede entrar y te roba todo”. 

-¿Eso no se ha da dado?

“Claramente no. En Baquedano no ha habido ninguno de acuerdo a los informes de Carabineros que ven toda la situación de carácter público, se tiene la información de que los únicos dos eventos que se han dado durante el terremoto es un robo en un lugar no habitado, pero que no es en Baquedano y el otro es el de un individuo que estaba vendiendo neumáticos que había sacado de un lugar cercano al sector, pero no ingresó a robar, puede que los haya tomado cuando estaban en la calle. El delito en ese caso fue por estar vendiendo estos neumáticos”.  

-¿Por qué se aumentó la presencia militar? 

“Esto se debe más que nada a que queremos darle tranquilidad a la gente, porque no había luz. Ya anoche llegó a casi todas partes y eso ya está contribuyendo a mejorar la sensación de seguridad”. 

-Además están haciendo rondas nocturnas…

“Sí, estamos con estas rondas todos los días porque como te comentaba hay gente que todavía se siente insegura. Hay dos edificios en Coquimbo que están detrás de uno que es muy alto y como se quedaron sin rejas en todo el primer piso, ellos siguen necesitando protección y nosotros se la vamos a dar. Yo te insisto, la fuerza militar está ahí y no ha habido ningún problema de robos, de asaltos y nada por el estilo”.

-De todas formas, el llamado es a denunciar…

“Por supuesto. Pueden llamar a Carabineros o a la fuerza militar. Los militares lo detienen (al delincuente)  y se entregan a Carabineros, aunque lo ideal es que se llame a Carabineros para mantener el conducto normal, pero si se llama a los militares o los sorprendemos, tienen la instrucción para detenerlo, entregarlo y seguir el proceso”. 

-Cree que en la zona los días post terremoto han sido particularmente tranquilos en cuanto a la delincuencia, a diferencia de lo que ha sucedido en otras partes del país luego de eventos similares? 

“Exactamente. Aquí no ha habido saqueos, no ha habido nada de eso. Tampoco disturbios. Lo bueno, dentro de lo malo que fue esto, es que la focalización de la destrucción fue puntual, el compromiso de la gente ha sido mayor, y los esfuerzos por restituir la normalidad han dado frutos muy rápido. Eso la gente lo ha valorado, porque están viendo que cada vez está todo más normal, los escombros están retirados en casi un 80% en las partes más complejas. Está llegando el agua, la luz, y eso contribuye a mejorar la sensación de seguridad. También contribuye con esto que la destrucción haya sido focalizada, porque el lugar más afectado fue Baquedano en Coquimbo, pero si tú caminas una cuadra más hacia el cerro no hay nadie más afectado, entonces eso también da una sensación positiva y se logra que la población esté más tranquila. Además, las clases están casi ya en su totalidad restablecidas y el resto lo hará el día lunes. Entonces, la situación de normalidad en la región se está dando mucho más rápido de lo que se pensaba”.  

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl