Buscan evitar costo de reposición de empalmes a damnificados

 
El legislador dijo que “lamentablemente, hay una laguna en nuestra legislación que se ha prestado para la comisión de actos inaceptables”

A raíz de una serie de denuncias hechas por familias de la Región de Coquimbo afectadas por el terremoto del pasado 16 de septiembre, el diputado de la UDI Sergio Gahona ingresó un proyecto de ley que tiene por objetivo impedir que las empresas eléctricas cobren a los damnificados el costo por la reposición de empalmes y medidores de energía.
“El desastre ocasionado por el terremoto es innegable. El balance arroja numerosos daños en viviendas de personas que lo han perdido absolutamente todo. Por eso, el proveer de energía eléctrica a la población es una necesidad absoluta, sobre todo si buscamos ofrecer un mayor seguridad a los habitantes. Sin embargo, El terremoto dejó ver algunas anomalías presentes desde antiguo en nuestro ordenamiento jurídico y que son de una profunda injusticia”, dijo el legislador.
Según lo detalló Gahona, “en la Región de Coquimbo, las empresas eléctricas –en algunos casos- están exigiendo que sea de cargo de los propios damnificados el retiro y reposición de los servicios de empalme y de medidor que las familias solicitan para sus viviendas de emergencia, cuando en muchos casos, tanto los empalmes como los medidores se encuentran en condiciones de poder seguir siendo utilizados por los usuarios, cobrando cifras a nuestro parecer excesivas. Esto es totalmente injusto si consideramos que hablamos de personas que lo perdieron todo producto del terremoto y que no cuentan con los medios necesarios para enfrentar una situación apremiante desde todo punto de vista”.
“Creemos que estos trabajos deben ser solventados íntegramente por la empresa eléctrica. Lamentablemente, hay una laguna en nuestra legislación que se ha prestado para la comisión de actos inaceptables”.
En concreto, el proyecto de ley establece que “el retiro y reposición del empalme y medidor será íntegramente de cargo de la empresa distribuidora de energía, siempre que la inutilización de la obra se haya producido por una fuerza mayor como un sismo, salida de mar, temporal u otra calamidad y en el caso en que la autoridad competente haya decretado zona de catástrofe”.
Al respecto, el Concejal de Canela, Darwin Cortés Palma, hizo un fuerte llamado a los parlamentarios de la zona y de todo el país, para que se sumen a esta iniciativa que busca beneficiar a miles de familias damnificadas por el terremoto del 16 S. “Aquí tiene que primar el sentido común, y es lamentable que las empresas eléctricas estén lucrando con la desgracia”, indicó. 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl