Casi un 60% de adultos mayores contrajo un crédito en una caja de compensación

 
Sondeo reveló además que un 95% de los encuestados que optó por un crédito dijo que su cuota comprometía hasta un cuarto de sus ingresos mensuales

Preocupantes cifras arrojó un estudio realizado por el Sernac en la zona y que reveló que casi un 58% de los adultos mayores de la región de Coquimbo asociado a una caja de compensación señala haber contratado un crédito en los últimos tres años. De estos, el 54% optó por créditos pagaderos hasta en 24 meses, y el 65% por montos de hasta $500.000.
Cabe destacar que para realizar este estudio, la dirección regional de esta entidad aplicó durante los días 10, 11 y 12 de junio pasado 64 encuestas a adultos mayores residentes en la zona afiliados a alguna caja de compensación, independiente si se tratara de un trabajador activo o pensionado.
Este sondeo determinó además que un 95% de los encuestados que solicitó un crédito señaló que su cuota mensual comprometía hasta un cuarto de sus ingresos mensuales. Asimismo, la mitad de los encuestados reconoció tener alguna deuda con una entidad financiera distinta, siendo la banca con un 49% la alternativa preferida y el crédito de consumo (68%) el producto más solicitado.
La Directora Regional del Sernac, Paola Ahumada, valoró el estudio, pues señaló que permite conocer el comportamiento de los adultos mayores al momento de solicitar un crédito a una entidad financiera muy masiva, como son las cajas de compensación. “Además, permite conocer cuál es la percepción que tiene este grupo etario respecto de este tipo de instituciones”, puntualizó.
Al respecto, la autoridad regional dijo que no hay edad exclusiva para el consumo. “Con el paso del tiempo más personas de este grupo etario tienen mejores posibilidades de acceso a los distintos productos y servicios que entrega el mercado, esto principalmente por el aumento de la esperanza de vida y por el mejoramiento de sus condiciones económicas”, indica.
Otro de los antecedentes que dio como resultado este muestreo es que la razón más frecuente para pedir el dinero, con un 84% de los casos, fue por “motivos económicos”. Pero, lo más interesante es que, pese a las dificultades económicas que puedan tener, el 100% de los encuestados señalaron no haber tenido ninguna dificultad para acceder al crédito.
Ahumada agregó que las cajas de compensación si bien son instituciones sin fines de lucro, deben someterse a las reglas de la Ley del Consumidor. “El deber de profesionalismo esperado de parte de este tipo de instituciones debería ser más alto aún, pues sus beneficiarios son principalmente personas vulnerables, como adultos mayores, que muchas veces tienen las puertas cerradas en el sistema bancario”, enfatizó.
En este sentido, agrega “tienen la obligación de entregarles información clara sobre los productos y servicios que ofrecen, disponer de contratos legibles, no discriminarlos arbitrariamente y brindarles un consumo seguro”.
La directora regional del Sernac manifestó que existe preocupación por el endeudamiento entre los adultos mayores, pues además de este estudio, según la encuesta de “Conocimiento y Evaluación de los Consumidores en Materias Financieras, 2014” realizada por el SERNAC, el 65% de las personas mayores de 60 años que pose algún producto financiero, tienen una deuda en tarjetas de crédito de casas comerciales. Un 29% dice tener deuda en tarjetas de crédito bancarias y un 26% en créditos de consumo.
“Por eso, como Sernac estamos desarrollando un programa de Educación Financiera que también abarca a los adultos mayores, el cual consiste en charlas y talleres, donde se les enseña a hacer un buen uso del presupuesto familiar, se les dan a conocer sus derechos al momento de pedir un crédito o al manejo de información de las finanzas”, precisó. 
 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl