Coquimbo: Jorge Lazo: “Hay quienes estafan al Gobierno para recibir ayuda tras tsunami que azotó a Baquedano”

 
El dirigente social efectuó una dura crítica al catastro realizado por las autoridades para canalizar la entrega de beneficios a los damnificados, considerando que muchos de quienes acceden a ellos, no habitan en el sector y no resultaron afectados por el terremoto y tsunami.

A más de dos semanas de ocurrido el terremoto y tsunami en la región, y que prácticamente devastó al tradicional barrio Baquedano de la ciudad Coquimbo, convirtiéndolo en la llamada “zona cero” de la tragedia. Diario El Día conversó respecto a lo sucedido y al futuro del sector y su gente, con Jorge Lazo Alucema, presidente de la junta vecinal del tradicional sector, e integrante del Consejo de la Sociedad Civil de la comuna.
Por una parte, el dirigente social nos relató cómo vivió en primera persona el ingreso del tren de olas que arrasó con su vivienda, y el esfuerzo de la comunidad por superar esta situación que les impactó. Sin embargo, también nos planteó una inquietud, respecto a la entrega de ayuda por parte del Gobierno, considerando que quienes acceden a ella, en gran parte no pertenecerían al lugar, ocasionando el malestar de los propios afectados que ven con impotencia lo que sucede.
-¿Cómo vivió el terremoto y tsunami al estar en el barrio Baquedano cuando ocurrió?
“La primera ola de un total de 4, pasó fácilmente los 5 metros cuando la veía venir en instantes que ingresaba a casa. Entré y logré sacar a mis dos padres ancianos, mientras, el mar arrastraba camiones, casas, containers y una serie de escombros hacia Baquedano. Fue un caos tremendo, mientras todos evacuaban, pero debemos agradecer que hubieron pocas víctimas fatales”.
-¿Considera que la comunidad reaccionó de correcta forma al evacuar inmediatamente?
“Sí, aquí debemos agradecer los ejercicios y capacitación realizados por el municipio a los vecinos del sector, contribuyendo bastante a reaccionar, al igual que la alarma del SHOA que se recibió vía celular. Sin estas dos cosas, la historia sería distinta”.
Ante la catástrofe ocurrida, ¿Cree válido construir nuevamente en el mismo sector?
“Creemos que el sector debe seguir donde está, pero cumpliendo con las normas de inundabilidad y ejecutando medidas de mitigación ante la salida del mar. Este barrio tiene mucha tradición y debe continuar compartiendo comercio y residencia”.
-¿Cómo se está entregando la ayuda a las personas afectadas?
“Hay bastantes críticas. Esto se debe a que los presidentes de las juntas vecinales no son tomados en cuenta para entregar correctamente la ayuda, razón por la cual, aparecieron muchas personas de otros sectores a aprovecharse.
“Solo en mi casa, en el catastro aparecen 5 familias viviendo, lo cual no es cierto y denota una falta de precisión por parte de las autoridades, afectando a quienes realmente necesitamos. Esto se extiende también a la población Gabriela Mistral”.
-¿Qué acciones y de quienes contribuyeron a superar la emergencia inmediata?
“Estamos infinitamente agradecidos de los voluntarios que trabajaron día y noche para limpiar todo el desastre, junto al personal del Ejército, quienes fueron una ayuda tremenda en todo sentido. Por su parte, las autoridades hacen lo que les compete, pero se requiere mayor celeridad en todos los procesos”.
-¿Fueron reales las denuncias de constantes saqueos posterior el tsunami?
“Eso fue algo terrible, ya que contribuyó a causar aún más daño a los afectados por la tragedia, considerando que además el barrio Baquedano en su mayoría está conformado personas de la tercera edad. Esto se extendió a las empresas, que tuvieron millonarias pérdidas y mucha gente quedó sin su fuente laboral, para dar sustento a sus framilias”.
EMPLAZAMIENTO AL GOBIERNO. Como dirigente social y vecino, ¿de qué forma están enfrentando la reconstrucción?
“Estamos esperando la ayuda concreta del Gobierno, ya que el Estado es el encargado de velar por el bienestar de los afectados por el terremoto y tsunami. Esperamos que con el correr de los días no se olviden de nosotros y que esto avance realmente, ya que las necesidades son múltiples.
“Por otra parte, es primordial que se consideren las opiniones de los dirigentes sociales para enfrentar el proceso definitivo de reconstrucción, ya que tenemos mucho que decir, pero de forma constructiva para que el barrio se mejore. Esta es la oportunidad para ello, pero no todo debe ser regalado, eso lo sabemos”.
– ¿Cómo se debe abordar el impacto psicológico en la comunidad del sector tras el tsunami?
“Esto es muy complejo, ya que con lo material, se fue una parte sentimental de las vidas de muchas personas, que vieron como años de esfuerzo quedaron reducidos a nada. Niños llorando, adultos y jóvenes visiblemente afectados dan cuenta de ello, por esto, el trabajo psicosocial deberá ser muy importante para superar lo ocurrido; eso deben tenerlo en cuenta las autoridades”. 
 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl