Ediles esperan que el rápido actuar del Gobierno continúe hasta la reconstrucción

 
Los alcaldes de las comunas más afectadas sostienen que las experiencias anteriores le permitieron al nivel central actuar con más premura Los ediles esperan que con la misma rapidez que se actuó para catastrar los daños se actúe para poder recuperar las zonas dañadas

A casi dos semanas del terremoto y tsunami que afectó a la región los alcaldes de las comunas más afectadas valoran el apoyo que le ha brindado el Gobierno y las FF.AA. y esperan que se continúe con esta misma premura hasta la reconstrucción.

Durante este tiempo han sido varias las autoridades que se han desplegado por la zona catastrando los daños que provocó la emergencia, ya que la idea es categorizar las ayudas de acuerdo a las principales necesidades de cada comuna y de las personas.

Con este esquema se pretendería evitar cometer los mismos errores del 2010 y de otros desastres naturales, donde el detalle de la magnitud de los daños sólo fue posible cuantificarlos semanas después y lo que retrasó la entrega de las ayudas.

Los ediles ratifican que en esta oportunidad las autoridades han actuado mayor rapidez y premura. "Desde el primer minuto estuvimos contactados con el gobernador e intendente y después con el general de la cuarta zona. El ejército de inmediato prestó su ayuda para el despeje de las vías y las limpiezas de las calles. La ayuda comenzó a llegar a contar del segundo día lo cual es muy bueno", señaló Manuel Marcarían, alcalde de Los Vilos.

El edil sostiene que gracias a esta ayuda hoy se ha podido despejar cerca de un 95% de las rutas y calles afectadas. Lo que aún estaría pendiente es la demolición de las casas que sufrieron mayor daño. Si bien se está realizando señala que ha sido un trabajo más lento, porque primero se optó por catastrar a las personas afectadas para poder entregarles las ayudas correspondientes.

"La coordinación con el Gobierno ha sido efectiva. Sin duda que las experiencias anteriores y los ensayos de evacuación sirvieron para enfrentar esta situación. En menos de una semana ya se están entregando los recursos eso demuestra que se ha avanzado en base a la experiencia de otras catástrofes", indicó Marcarían.

Esta postura es ratificada por el edil de Combarbalá, Pedro Castillo. La autoridad comunal comparte la tesis que los anteriores hechos instaron al Gobierno a actuar de una manera distinta, ya que en esta oportunidad antes de comenzar a entregar dinero se realizó un catastro para cuantificar y clasificar los daños. "Valoro el esfuerzo que han realizado para recorrer hasta los rincones más alejados de la región. Han venido más de seis autoridades nacionales a la comuna incluida la Presidenta Bachelet. Hay que resaltar que se ha desplegado un gran contingente de autoridades, y como no resaltar la visita del general", sostuvo.

Pedro Castillo señala que es despliegue territorial le ha permitido informar de manera más directa la magnitud de los daños que sufrieron las viviendas en la zona, porque si bien, muchas de ellas se visualizan en perfectas condiciones sus interiores están completamente destruidos.

"Esperamos que se pueda agilizar la vivienda de emergencia, ya que esta es una de las principales necesidades. Hace unos días tuvimos que afrontar una lluvia con los pocos recursos que poseíamos. La idea es que contemos con estas viviendas para que empecemos a construirlas junto a personal del Ejército o del Gobierno".

En cuanto a los caminos sostiene que el gran porcentaje de las rutas que los conecta con los pueblos están despejadas sólo quedarían algunos aún están siendo chequeados por personal del ministerio de Obras Pública.

Si bien el denominador común de los daños está centrado en las casas de adobe y de materia ligero un porcentaje no menor se visualiza en los canales de regadíos de algunas comunas. Así lo explican los alcaldes de Combarbalá y Monte Patria, donde muchos de ellos sufrieron roturas o bien deslizamiento de tierra y piedras, quedando prácticamente inutilizables.

"Las autoridades han tratado de atender todas las necesidades no sólo aquellas que tienen que ver con viviendas. Tenemos problemas agrícolas, porque están dañados los canales, pero las medidas que propuso el subsecretario de Agricultura han sido muy buenas. Estas se las transmitiré a los regantes el día lunes. La idea es recuperarlos lo antes posible", señaló.

Castillo reitera que las experiencias anteriores han sido la clave de la actual reacción que tuvo el Gobierno para hacer frente a esta emergencia sobre todo en esta zona que es muy diversificada en recursos. Por el sector costeros están los problemas de las embarcaciones y por los valles la destrucción de los canales. Sin embargo, a cada una de estas zonas fueron las autoridades pertinentes a analizar la situación.

"Si bien Coquimbo y Los Vilos se vieron doblemente daños el terremoto también provoco severos daños en los pueblos de los valles", precisó. Sólo en Monte Patria existen más de 20 canales en mal estado y más de 400 vivienda en estado de demolición.

Bernardo Leyton, alcalde de Canela, señala que la misión del Gobierno ha sido utilizar los instrumentos necesarios para poder cuantificar cuánta es la ayuda que necesita cada sector. "Los hemos vistos desplegados por toda la región aplicando la ficha que permitirá tener una noción de los daños. Creo que la rapidez con que se aplicó esta fue acertada, esperamos que la ayuda llegue con la misma rapides".

Otras de las comunas que se vio fuerte afectada fue Canela. Su alcalde Bernardo Leyton señala que las principales dificultades que posee la comuna se han ido resolviendo. Lo único que quedaría pendiente, entre el listado de las cosas más urgente está el reingreso de los niños a clases.

Uno de los establecimientos más grandes sufrió severos daños lo que provocó que más de 300 alumnos no pudiesen asistir a clases. "El recinto fue visitado tanto por la Presidenta Bachelet como por la ministra de Educación con ellas se tomó la decisión que los niños fuesen trasladados a otros colegios. Para ello fue necesaria la modificación de las jornadas escolares del Liceo Polivalente, donde trasladamos a los alumnos afectados. Pero esta no es la única escuela en desperfecto, pero ya estamos buscando soluciones como hacer clases en la capilla".

En tanto al alcalde de Coquimbo como el de Los Vilos uno de los temas que más les preocupa es la recuperación de las embarcaciones de los pescadores. Sólo en la última comuna existen más de 40 botes que están con pérdidas totales. "Lo que tiene a los pescadores sin poder salir a trabajar. Acá lo que más lamentan los pescadores es la pérdida de sus fuentes laborals. Por ello le están solicitando al Gobierno generar algunos cupos de empleo y que los ayuden a reparar sus embarcaciones".

Por su parte los ediles de Ovalle, Claudio Rentería, y de Punitaqui, Pedro Valdivia señalan que el movimiento telúrico fue como un enemigo silencioso, ya que afecto a sectores lejanos donde sólo a los días siguientes de él fue posible cuantificar la magnitud de los daños en las viviendas habitacionales.

Rentería, por ejemplo, señala el casco histórico de los principales pueblos están completamente destruidos lo que significará reconstruir todo de nuevo. Al igual que otras comunas las fachadas permanecieron intactas pero sus interiores son inhabitables.

Si bien estas dos comunas han sido las menos visitadas por las autoridades nacionales sostienen que han venido las personas indicadas como el subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes y el de vivienda, Jaime Romero.

"Hemos realizado como mil fichas la cuales fueron entregadas al ministerio de Desarrollo Social. Los dos subsecretarios que vinieron nos alertaron de los recursos que estaban disponibles lo cual nos permitió de inmediato realizar un proyecto para poder recuperar algunas de las escuelas que fueron dañadas. Debo resaltar que el Gobierno ha trabajo bien y se ha sabido coordinar con los municipios", señala Rentería.

Lo que si lamenta es que no haya ido la ministra de Educación a visitar las escuelas que están afectadas en la comuna sabiendo que estuvo en la comuna de Monte Patria.

Por su parte Valdivia señala que con el paso de los días se ha visualizado el daño del terremoto. "Creo que no se creía que estábamos tan afectados como otras comunas, pero igual han comenzado a llegar las autoridades y están viendo que somos tan afectados como los demás. Quizás no teníamos desgracias humanas pero tenemos los mismos problemas que las demás comunas. Tenemos gente viviendo en carpas, porque no pueden volver a vivir en sus viviendas. Por ejemplo con la lluvia del otro día tuvimos que ir a La Serena a comprar nylon". 4001i

 

Recomendación:  El edil Pedro Castillo señala que de todo hecho es necesario sacar las mejores experiencias. Por ello cree que la realización de varias fichas sólo ha provocado una confusión, ya que, muchas familias han manifestado su inquietud y desazón al tener que recibir a más de tres funcionarios cada uno enfocado en ítems distintos.

"Se podría consolidar en un sólo instrumento toda la información, aunque esta sea tomada de forma parcelada. La idea es que las familias no reciban tantas visitas y la ayuda se pueda agilizar aún más".

Coquimbo la zona cero

Arduo ha sido el trabajo que ha tenido que realizar el municipio de Coquimbo durante estas dos semanas. Esto, porque la comuna fue una de las más afectadas por el tsunami. Esto provocó una mayor concentración de parte de las autoridades en la zona.

Si bien el impacto del terremoto fue en menor magnitud las olas que provocó el tsunami arrasó con viviendas, pequeños locales comerciales y embarcaciones.

Por ello el edil, Cristian Galleguillos, señala que una de las primeras labores estuvieron enfocadas en la limpieza de las calles las cuales quedaron llenas de escombros (restos de árboles, casas, autos hasta embarcaciones).

Realizando un simple barrido fueron más de 200 las embarcaciones destruidas, 150 los locatarios que perdieron absolutamente todo y un número indeterminado de pequeños empresarios del sector Baquedano.

"Esta ha sido la peor catástrofe que azotado a Coquimbo en toda su historia. Pero en menos de 20 minutos logramos evacuar a más de 40 mil personas eso permitió salvar muchas vidas", indicó.

Galleguillos sostiene que esta misma preocupación que sostuvieron ellos desde el primer minuto que ocurrió el terremoto la tuvieron los integrantes del gabinete central. "En estas dos semanas hemos tenido a todos el país preocupado de nosotros. Hemos sentido el apoyo y eso nos ha dado la energía. Se ha dormido muy poco, porque queremos estar en terreno para colocarle urgencia a las tareas que aún están pendiente".

El edil sostiene que ahora viene la labor del cómo se reconstruye el barrio Baquedano y todos los sectores que se vieron afectados por el tsunami. La idea es velar por la seguridad de todas las personas. 

Ayuda privada.  Todos los ediles resaltaron el apoyo que le han brindado las distintas empresas privadas. Por ejemplo, Claudio Rentería resaltó la voluntad de Juan Marentis Rallin, quien le facilitó un helicóptero el cual le permitió sobrevolar todas las caletas que se vieron afectadas por el tsunami. Es más. El edil señala que este sobre vuelo fue antes del que realizó el Gobierno, por lo que, contaba con los antecedentes necesarios para informar a las autoridades nacionales y regionales. 

Fuente: diarioeldia.cl