En playas de Coquimbo y La Serena: Llaman a prevenir el contacto con especie fragata portuguesa

 
La denominada “falsa medusa” está presente desde la playa “Changa” hasta El Faro, y al contacto con la piel humana causa graves y peligrosas reacciones por su toxicidad.

Para prevenir el contacto de la ciudadanía con la temida especie hidrozoo fragata portuguesa, que varó en gran cantidad en las playas de Coquimbo y La Serena, la Seremía de Salud junto a la Armada recorrieron el borde costero para informar respecto a su peligrosidad, y advertir sobre el cierre de esta zona para los bañistas.

La medida se hace intensiva al comprobar que el fenómeno aún se mantiene en aumento, desde la playa Changa hasta El Faro. Solo en el sector de 4 Esquinas, ayer se detectaron unos 2 mil ejemplares, que al roce con la piel humana pueden producir diversas reacciones alérgicas, con consecuencias neurotóxicas y cardiotóxicas, que en casos extremos pueden provocar la muerte.

Por ello, el llamado es a no realizar actividades de baño y recreativas en el borde costero, más aún considerando que durante esta semana se espera la llegada de turistas a la zona, que en su mayoría optan por los atractivos de la costa.

 Respecto a la situación actual de las playas y la presencia de fragata portuguesa,  diario El Día conversó con el seremi de Salud, Rosendo Yáñez, quien explicó que los avistamientos son bastantes, por lo tanto, la medida del cierre de las playas se mantendrá con el apoyo de la gobernación marítima, hasta que se informe que el fenómeno haya concluido. 

“La gente no se debe bañar o realizar juegos en el mar, además de tener cuidado al caminar por la playa, ya que no  deben tocar a la especie fragata portuguesa que es tóxica, aún estando muerta”, informó el seremi de Salud.

CAPITANÍA PUERTO. La Armada de igual manera inició una campaña para sensibilizar a la comunidad, mediante la entrega de volantes y el izamiento de banderas  amarillas, que advierten respecto a la presencia de la especie fragata portuguesa.

“Estamos entregando información respecto a la peligrosidad de la fragata portuguesa. La idea es que la gente sea precavida, pero tendremos dotación fiscalizando y entregando volantes, además se izará la bandera amarilla que indica precaución y prohibición de baño en el mar”, detalló Valeria León, jefa de intereses marítimos y ambiente acuático, de la capitanía puerto de Coquimbo. 

DE TENER CONTACTO CON UNA FRAGATA PORTUGUESA.   Si sufre la picadura de esta especie marina, se debe lavar la zona afectada de inmediato con agua de mar (no agua dulce), y retirar los restos de tentáculos, sin tener contacto directo. Posterior a ello, se debe concurrir al servicio de salud más cercano para recibir el tratamiento necesario.

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl