Industriales pesqueros solicitan al gobierno concretar apoyo a empresas golpeadas el 16-S

 
Dirigente del sector llama a la administración gubernamental a ir más allá de los catastros e inyectar recursos en favor de las pequeñas y medianas empresas de Coquimbo que sufrieron graves pérdidas por el terremoto y maremoto.

Luego que en la presente semana se terminara la faena de extracción de los barcos que quedaron encallados en plena Costanera de Coquimbo, permitiendo el reinicio pleno de las labores de pesca industrial, tanto crustacera como espadera, los empresarios y trabajadores agrupados en la Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de la Región de Coquimbo (AIP) llaman a las autoridades a preocuparse rápidamente de la reactivación productiva de la zona afectada por el terremoto y maremoto del 16 de septiembre.

Existe preocupación en el sector, debido a la gravedad de las pérdidas materiales que sufrió no sólo la pesca, sino también las abundantes plantas de proceso vinculadas con ella, así como el comercio y los pequeños talleres de diversos rubros que fueron arrasados por el mar. Todas estas actividades corresponden a pequeñas y medianas empresas (PYMES), que generan una gran cantidad de empleos, pero son en general frágiles desde la perspectiva financiera.

Osciel Velásquez, presidente de AIP, pide al gobierno acelerar la concreción de las promesas de ayuda al sector productivo: “Yo siento que el gobierno no se ha metido la mano en el bolsillo con la PYME. Nos ha dejado de lado. Si bien es cierto ha habido apoyo para los pobladores, ha habido apoyo para la gente en sus habitaciones, reparación, pero aquí hay que preocuparse también de la recuperación productiva de la región y hacerla crecer. Yo quiero hacer un llamado el gobierno, a Corfo, Sercotec, el gobierno regional, a que efectivamente aceleren las medidas de reactivación. Hay que asignar recursos para dar movimiento a la economía, es fundamental que echemos a andar las empresas, los talleres, todo el negocio de la calle Baquedano y las industrias que están paralizadas”.

Velásquez subraya que las empresas golpeadas por la tragedia el 16-S en el borde costero de Coquimbo, en general carecían de seguros que les faciliten la recuperación de sus activos, debido a su pequeño tamaño. Muchas de ellas perdieron todas sus infraestructuras, equipamiento e insumos, lo cual hace urgente que el gobierno tome medidas para evitar su quiebra.

“Hay empresas que necesitan un apoyo de capital, empresas pequeñas que lo perdieron todo. Necesitan apoyo, créditos blandos; si no, reprogramar deudas. Es fundamental que todas esas empresas que dan tanto trabajo en Coquimbo se puedan parar, puedan seguir adelante con la economía de nuestra comuna y nuestra región”, dice.

El dirigente destaca que, con respecto a la pesca industrial, junto a los enormes daños sufridos por las plantas de procesamiento de productos marinos que se emplazaban en el barrio Baquedano de Coquimbo, uno de los grandes problemas que enfrenta consiste en la destrucción parcial de la zona portuaria, debido al socavamiento de la plataforma y la consecuente pérdida de los frentes de atraque. Debido a esto, la flota pesquera sólo puede cargar y descargar en un reducido espacio, complicando la normalización de las faenas.

Vale resaltar que se trata de productos de exportación a mercados muy exigentes, por lo que no puede descuidarse aspectos técnicos, como trazabilidad e inocuidad. De lo contrario, se corre el riesgo de perder mercados en los cuales ha costado mucho posicionarse. En este punto no sólo participa el sector pesquero industrial, sino conectado en encadenamientos productivos con el sector artesanal crustacero y espadero.

“A nosotros se nos ha hecho llenar fichas que van a la municipalidad, Sercotec, a Corfo. La verdad, hasta el momento no ha llegado ni una ayuda. Se estará evaluando, se estará viendo. Usted ve, hay empresas crustaceras que lo han perdido todo: se encontraron con sus plantas de proceso destruidas; el personal de flota perdió equipamiento, maquinaria, redes, plantas de hielo, bombas de agua, repuestos en general. De esto es muy difícil que alguien nos ayude, pero sí necesitamos un empujón de parte del gobierno, en los aspectos más críticos que involucran a todo el sistema como los puertos”, señala.
    

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl