Litigio por terrenos retrasó la ampliación del cementerio municipal de Coquimbo

 
Los trabajos para construir nuevos nichos se iniciarían el próximo mes, pero esto solo será posible durante el último trimestre de este año, según se informó.

El colapso del cementerio municipal de Coquimbo es efectivo, por lo cual, adoptar medidas al respecto es urgente para la administración comunal, que había planificado el inicio de la ampliación del recinto para el mes de julio. Sin embargo, actualmente existe un litigio por la ocupación ilegal de los terrenos adquiridos, originando un retraso en el proyecto, que agrava la situación del camposanto.
Al recorrer el recinto, queda de manifiesto que no existe disponibilidad para albergar más difuntos, por lo cual, los servicios están siendo derivados al cementerio Católico o al parque La Cantera. Con lo sucedido, se estima que los trabajos de construcción de los nuevos nichos recién se iniciarían a fines de este año, para aumentar la capacidad en un 40%, estimativamente.
El terreno adquirido por la casa edilicia está ubicado en calle Recoleta con Colón, aledaño al camposanto municipal, donde se ejecutará un plan macro para dotarlo de nuevos espacios, en 1.500 m2 extras, absorbiendo la demanda existente y proyectando unos 10 años de vida útil.
Respecto a la iniciativa mencionada y los nuevos plazos para su ejecución, Diario El Día dialogó con Luis Henríquez, secretario de Planificación Comunal de Coquimbo, quien sostuvo que “esta iniciativa es muy importante para la comuna de Coquimbo, ante el colapso del cementerio actual”. No obstante, reconoció inconvenientes producto de la ocupación ilegal del terreno adquirido, y que “hoy estamos en todos los procesos legales para el desalojo del lugar, lo cual, se daría durante los próximos días, para poder iniciar la limpieza del sector”.
“Posteriormente comenzarían las primeras obras durante el último trimestre del presente año, dando pie al proyecto macro de expansión. Ahora debemos respetar los plazos legales que corresponde, considerando que teníamos el compromiso de las personas para que desocuparan el lugar, pero después se fueron negando y debimos llegar a las instancias judiciales”, señaló el secplan de Coquimbo.

COMUNIDAD. Durante la visita al cementerio porteño, consultamos a los coquimbanos respecto al colapso actual del recinto. Sobre ello, Erwin Pizarro, quien visitaba a su esposa fallecida hace meses atrás, nos consignó que “en este cementerio ya no queda más espacio y eso es algo que se sabe desde hace tiempo. Por suerte pude dar sepultura a mi esposa, pero al venir a preguntar, inmediatamente señalaron que solo disponían de los nichos reservados, con lo cual, contábamos”.
En tanto, Priscilla Carmona, de visita también en el camposanto, señaló que “es necesario que de manera urgente se amplié este cementerio, aunque sabemos que está muy mal ubicado, al situarse a metros de los domicilios. Hoy se ve que ya no queda espacio y la gente debe optar por otros lugares, quedando distantes de sus seres queridos”.

POSIBLE PROYECTO. La comunidad agrícola de Majada Blanca, en el sector Pan de Azúcar, podría donar un terreno, donde se proyecta un nuevo parque-cementerio municipal, con una vida útil de 60 años. 
 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl