Parlamentarios esperan que al 2018 exista un 80% de reconstrucción

 
Los tiempos de la reconstrucción y los 100 mil millones de pesos que se necesitarán fueron algunos de los temas que le plantearon al ministro de Hacienda

Una extensa reunión sostuvieron los parlamentarios de la Nueva Mayoría con el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. Entre los temas tratados estaba el monto de la reconstrucción (cerca de 100 mil millones de pesos) y los tiempos que tomará ésta.

Esta solicitud fue hecha en base a experiencias anteriores donde la reconstrucción de una región se ha demorado años como fue el caso del terremoto de Concepción del 2010 y de Iquique de abril del 2014, donde aún se estarían demoliendo casas.

Daniel Núñez, diputado PC, señaló que le solicitaron al ministro que antes que termine la administración de la Presidenta Michelle Bachelet (marzo del 2018) haya al menos un 80% de reconstrucción culminada. “Esperamos que al término del período esté avanzada en un 80 o 90% y si bien planteó que era un desafío significativo señaló que compartía la idea de no extenderlo tanto”.

Este desafío fue ratificado por la senadora Adriana Muñoz (PPD). “Le propusimos como meta estratégica que al 2018 tengamos reconstruido al menos el 80% de todas las infraestructuras y viviendas que sufrieron daños.  Pero por el trabajo que está haciendo la ministra de Vivienda creemos que va hacer bastante más acelerado que en otras situaciones de catástrofes que ha afectado a otras regiones”.

Si bien el diputado Matías Walker (DC) no quiso entregar fecha sostiene que es necesario agilizar la reconstrucción “pero hay que hacerla bien. No sacamos nada con llenarnos de viviendas de emergencias en sitios que no son seguros. Lo de Baquedano requerirá de un diseño especial como sector. Más que los plazos estoy preocupado que se haga bien y que todas las familias puedan acceder a los beneficios”.

RECURSOS NUEVOS. Los legisladores señalan que uno de los temas que más le solicitaron al ministro fue evitar la reasignación de recursos considerando que esta cuesta alrededor de 100 mil millones de pesos. Walker insiste en “que no se puede desvestir a un santo para vestir a otro. No queremos que la reconstrucción afecte al programa regular de inversiones de la región sobre todo en materia de salud. Le pedimos incorporar el diseño de la segunda y tercera torre, pero que esto no afecte el programa regular del misterio de Salud que tiene considerado el hospital de Ovalle, el CDT de La Serena, etc.”.

Junto con ello señala que “el ministro Valdés entiende que están los recursos disponibles para la emergencia en la ejecución del presupuesto del año 2015, que es lo que más nos importaba, y que vamos a tener que hacer un esfuerzo vía reasignación de recursos con otras regiones para el presupuesto del año 2016 y 2017, en que el país va enfrentar un escenario desde el punto de vista macroeconómico complicado”.

Postura que es compartida por Núñez quien insiste en que se “necesitan recursos frescos” al igual que Muñoz, quien señaló que le plantearon a Valdés contar con una glosa especial para la reconstrucción “aunque el ministro señaló que hasta el momento tenían la decisión de hacer reasignaciones”. 

Miguel Ángel Alvarado, diputado PPD, valora el compromiso del ministro de no alterar los recursos asignados, con anterioridad,  a la región para la reconstrucción considerando que muchas de los ministerios como Salud, OO.PP y educación tendrán que volver a chequear el plan de gestión que tenían contemplado para el 2016.

REACTIVACIÓN DEL TURISMO. A corto plazo está la reactivación del turismo y el área productiva. La idea es que todo lo relacionado con el borde costero de Coquimbo pueda estar funcionando a más tardar el 1 de diciembre. “El período de verano es una fecha donde la economía se recupera y genera mucho empleo y no podemos enfrentarlo con la situación actual en la que estamos”.

Muñoz espera que con la misma rapidez que se ha actuado en la entrega de los bonos se trabaje en la normalización del puerto de Coquimbo, haciendo hincapié a lo referente a las cocinerías, puestos artesanales, pescadores artesanales, etc. “Como Coquimbo y La Serena son zonas altamente turísticas es necesario que a contar de diciembre se pueda contar con la reposición total del borde costero, porque juega un papel importante en la actividad turística”.

Por último Walker señaló que “tal como la región se vio afectada en el programa regular de vivienda tras el terremoto del año 2010, es muy importante que ahora el resto de las regiones le devuelvan la mano a la región de Coquimbo. Ahora el trabajo parlamentario será preocuparnos de que estos 100 mil millones de pesos estén en los presupuestos de los próximos 2 años”.

 

Reunión sin Gahona

Siete de los ocho parlamentarios que existen en la región asistieron a la reunión con el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. Esto debido a que el diputado Sergio Gahona, único representante de la oposición, no habría sido invitado.

“No sé cuál haya sido el motivo por el cual no me invitaron, espero que haya sido un error involuntario y que no haya sido una discriminación de carácter político”, sostuvo el legislador de la UDI.

Pese a ello Gahona señala que sigue trabando y coordinando ayuda para los sectores más afectados para la tragedia.

Más allá de que no lo hayan invitado señaló que comparte la idea que la reconstrucción se debe hacer con recursos frescos y no con reasignaciones. “No se deben tocar los recursos del Gobierno Regional ni los recursos que los ministerios invierten en la zona”. 

Fuente: diarioeldia.cl