Periodista Manuel Muñoz se mete en el corazón de los lilas

 
El redactor que se desempeñó en diario El Día, escribió en Concepción el libro León hay uno Solo, en memoria del exfutbolista Haroldo Peña Lucero.

Si es que alguna vez, en sus años de estudio en la Universidad de La Serena, Manuel Muñoz, que firma en twitter como el “chuncho manolo”, pensó en escribir un libro, esa idea estaría basada en alguien de la U de Chile. Para él, todos los que han pasado por ese club se merecen líneas especiales, de manera particular uno que lo ha llevado a los últimos títulos: Gustavo Canales, más si se inició en Chile con los colores granates de CD La Serena.
Quiso el destino que este periodista, que se formó bajo el alero del diario El Día, “mi primera escuela en el periodismo”, como nos cuenta, partiera al sur, a la ciudad de Concepción. El amor mueve montañas, dicen, y ese es su caso. Hoy está feliz en la ciudad penquista, que ha hecho suya y que se mete en sus raíces, en especial luego de inmortalizar al ídolo de los lilas, Haroldo Peña Lucero, en el libro “León hay uno solo”, publicado el 15 de abril pasado.
En la actualidad, Muñoz se desempeña como coordinador del área Deportes y Espectáculos de diario La Estrella de Concepción y ha estado en el centro de la noticia luego del lanzamiento y presentación del libro, actos en los que estuvo acompañado del alcalde Álvaro Ortiz, el seremi del Deporte, Álvaro Miguieles, y más de un centenar de hinchas del “Conce”, entre otros.
Tras dos años de investigación, aunque con receso por el Mundial de Brasil, Muñoz cuenta que la idea nació cuando Haroldo Peña cayó internado producto de un accidente cerebro vascular a inicios de 2013, “las repercusiones que tuvo en la prensa y en los mismos hinchas de Deportes Concepción me hicieron reflexionar sobre la importancia de este personaje. Dicha idea tomó más fuerza cuando fallece el exjugador en junio de ese año, a partir de ahí recopilé información, recurrí a archivos de prensa y entrevistas con excompañeros, familiares y amigos para construir la historia”.
León hay uno Solo es una biografía que indaga en distintos aspectos del exfutbolista, tanto como jugador de Deportes Concepción, su paso por Naval y su formación en Trasandino de Los Andes.
No obstante, se enmarca en su relación con el club lila, en particular la campaña de 1967, cuando el club obtuvo su primer título en el profesionalismo (Segunda División), donde fue pieza clave y emergió como figura, el cómo se gestó su llegada al “Conce”, casi de casualidad, y cómo llegó a convertirse en el León de Collao. También indaga en otros aspectos como su trabajo en la minería de Codelco, inspector de escuela en Los Andes, dueño de restaurante y dueño de un hostal, por nombrar algunos aspectos. También habla de su vida familiar, sus hijos, vivencias y el gusto por la pelotita desde siempre.
Y por su puesto revive lo que significó su deceso, tanto en Conce como en Los Andes, hasta donde llegaron hinchas y amigos de la urbe penquista a despedirlo en medio de cantos, bombos y banderas.
Muñoz siempre había escuchado que a los lilas de Concepción los identificaban como el León de Collao. Al llegar el 2010 a la zona supo que había un personaje detrás, lo cual le llamó la atención. “Al conocerlo por medio de entrevistas a amigos, excompañeros y familiares, me di cuenta de que fue una persona muy querida, respetada y con un sello que aún se hace sentir entre los hinchas lilas, muchos de los cuales ni siquiera nacían cuando él mojaba la camiseta, logrando, en apenas dos años, ganarse un nombre en el club y en la ciudad”.
De hecho cree que HaroldoPeña está por sobre la entidad lila, “no sólo es patrimonio de Concepción, sino que ya es patrimonio de la ciudad, por lo cual su historia debe ser conocida por hinchas, como por cualquier penquista que quiera saber de los personajes que han marcado su historia”, comentó. 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl