Condenan a 8 años a conductor ebrio que atropelló a un ciclista

 
El hecho ocurrió en noviembre del año pasado y tuvo consecuencias fatales. La condena constituye la primera que se dicta en la Región de Coquimbo desde la entrada en vigencia de la Ley Emilia.

Dos condenas que totalizan 8 años de presidio recibió Pablo Ignacio Arrocet (24) quien a fines del año pasado atropelló a un ciclista en Coquimbo. El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de La Serena dictó primero la pena de 4 años como autor del delito de conducción en estado de ebriedad con resultado de muerte, y luego 4 años más por no detenerse a prestar ayuda.
Además, se condenó Guido Gabriel Galleguillos a la pena de 300 días de presidio y al pago de 8 UTM por su responsabilidad como encubridor en el mismo delito, ya que había ocultado el vehículo conducido por Arrocet en un garaje en Tongoy.
La sentencia en contra de Arrocet, constituye la primera que se dicta en la Región de Coquimbo desde la entrada en vigencia de la Ley Emilia.

FISCALÍA. El fiscal Adrián Vega, quien fue el encargado de llevar el caso, valoró el que, pese a que en primera instancia había huido, un ciudadano testigo haya logrado anotar la patente del móvil, lo cual fue clave para agilizar la investigación y enfatizó que la pena impuesta por el tribunal debe ser cumplida de manera efectiva. “Toda sanción que supere los 5 años de privación de libertad son efectivas ya que no hay posibilidad de beneficios para el imputado. Además, ambas penas se cumplen sucesivamente y no a la vez”, expresó.

ACCIÓN CIVIL. En cuanto a la acción civil, el tribunal acogió la demanda de indemnización de perjuicios, ordenando a ambos condenados pagar a la madre de la víctima, Margarita Vergara González, por concepto de daño emergente 902 mil 386 pesos, y por concepto de daño moral al pago de 60 millones de pesos.
LOS HECHOS. Los hechos sucedieron el 23 de noviembre del 2014, cuando el acusado impactó en el kilómetro 460 en Coquimbo al ciclista, arrastrándolo y proyectándolo cerca de 100 metros, sin detener su marcha ni prestar ayuda necesaria a la víctima. Arrocet huyó del lugar y no se pudo realizar la alcoholemia, pero de todos modos se le encontró culpable a raíz de los testimonios ofrecidos por la Fiscalía en el caso. 

Imagen Principal: 
[node-title]

Fuente: diarioeldia.cl